Detenido un conductor ebrio tras una persecución policial en Orio

El arrestado está acusado de sendos delitos contra la seguridad vial y desobediencia

DV

Un conductor ebrio de 58 años ha sido detenido en Orio después de causar molestias en un bar, huir en un vehículo y no hacer caso a las indicaciones de la Ertzaintza. El hombre está acusado de sendos delitos contra la seguridad vial y desobediencia .

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, los hechos han ocurrido pasadas las once de la noche de este martes cuando una patrulla de la Ertzaintza acudió a un local de hostelería de Orio ante las molestias que al parecer causaba un individuo en estado de embriaguez.

Aunque inicialmente el hombre se mostró reticente a marcharse y profirió gritos e insultos ante los requerimientos policiales, finalmente abandonó el lugar tras ser identificado.

Cuando la dotación policial también se marchaba, los agentes observaron cómo de un aparcamiento cercano salía un vehículo conducido por el mismo individuo, por lo que trataron de detenerlo.

Tras esquivar a la patrulla, el hombre se dio a la fuga en el vehículo y tampoco se detuvo cuando, durante la persecución, el coche policial se colocó en paralelo y le ordenó detenerse. Finalmente, fue interceptado cuando tras verse obligado a frenar para evitar colisionar contra otros vehículos aparcados.

Una vez detenido, las pruebas de alcoholemia confirmaron que el hombre se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos