Los candidatos de Aulki Zuriak firman ante notario que si logran algún escaño renunciarán

Los candidatos de Aulki Zuriak acudieron a una notaría. /  J.A.
Los candidatos de Aulki Zuriak acudieron a una notaría. / J.A.

Luismari Ormaetxea es el cabeza de lista de Usurbil de quienes «no se ven representados en ninguna propuesta política»

JOSU ARANBERRI USURBIL.

Los cabezas de lista del partido Escaños en Blanco- Aulki Zuriak para las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, Luisma Garcia en Donostia, Daniel Lizarralde, en Urnieta, Daniel Alberdi en Urretxu, y Luismari Ormaetxea en Usurbil, procedieron a firmar un documento ante notario con el cual se comprometen a cumplir sus programas electorales.

El notario custodiará el documento firmado y podrá tomar medidas legales en caso de incumplimiento.

La parte central del escrito señala que los candidatos del Partido Aulki Zuriak-Escaños en Blanco, «toman el compromiso público ante la ciudadanía guipuzcoana, de que en caso que obtengan unos resultados electorales que les permitan ocupar un escaño municipal y/o foral, renunciarán a él». Por lo cual, el escaño quedará libre durante toda la legislatura sin que los firmantes tomen posesión de sus cargos.

Consecuentemente, «renuncian a recibir cualquier tipo de remuneración», bien sea en modo de salarios, dietas, subvenciones de cualquier administración; local, foral, autonómica o estatal.

«Renuncian así mismo a las remuneraciones que pudiesen provenir de entidades públicas de las que son partícipes dichas administraciones; empresas públicas, fundaciones, asociaciones, mancomunidades o cualesquiera figura jurídica tengan. Este compromiso es firme e irrevocable».

Según indican, es la manera «más fiel» de representar a aquellos votantes que «se sienten abandonados» porque no se presenta ninguna propuesta política o partido político que les represente fielmente.

Por eso, manifestaron ante notario que se comprometen a no olvidarse de sus promesas electorales, a ser los primeros y únicos en cumplirlas en su totalidad.

Luismari Ormaetxea, candidato en Usurbil, dejará de ocupar su escaño dando de esa manera representación a los que «se sienten abandonados, se sienten olvidados y se sienten frustrados». «Dejando libres los escaños se visibiliza a los que habitualmente no son representados, pero de los que se aprovechan el resto de partidos para conformar mayorías y repartirse las retribuciones económicas», señaló.

Los candidatos firmantes renuncian «expresamente a cobrar un solo céntimo» de las instituciones públicas y de todo aquello que derive de los resultados electorales.