Xabier Gantzarain: «Con este libro sobre el arte puedo decir que he unido dos de mis pasiones»

Xabier Gantzarain con su libro entre las manos en la librería Garoa, referente en cultura vasca./XABIER L.
Xabier Gantzarain con su libro entre las manos en la librería Garoa, referente en cultura vasca. / XABIER L.

Lo publicó tras ganar la Beka Tene Múgica en el año 2012, y en esta obra ha recopilado información sobre piezas de arte y sus autores

ALEX SILVAAZPEITIA.

Xabier Gantzarain ha publicado el libro Zuloa tras ganar la Beka Tene Múgica en el año 2012. En la obra publicads por Elkar, Gantzarain ha querido analizar la historia cercana del País Vasco a través de 23 obras de arte. «El nombre Zuloa es un juego, un juego de memoria, el juego de analizar lo que queda en las obras de arte y qué es lo que se queda olvidado en el agujero negro», afirma el autor.

Gantzarain, de origen azkoitiarra y residente en Azpeitia, analiza profundamente 23 obras de arte que, además, se pueden ver en el centro del libro, así como la obra de portada, la de Ibon Aranberri. «Para mí es importante que los lectores puedan visualizar las obras de arte que analizo, para que puedan tener algo en lo que apoyarse».

-Gracias a la Beca Tene Mugica ha publicado su último libro, 'Zuloa'.

«Desde el inicio sabía que quería hacer la portada con la obra de Ibon Aramberri»«No quería hacer un catálogo de arte, he realizado un trabajo de memoria»

-El ayuntamiento de Deba junto a Elkar otorgan una beca para analizar la historia cercana, esa es la condición. Es decir, lo da el ayuntamiento de Deba y publicas el libro con Elkar. Como el objetivo es analizar la historia cercana, quise acercar la historia reciente mediante el arte. En él lo que he hecho ha sido escoger 23 obras de arte y analizarlas en profundidad; ya sea su contexto histórico, socio-político y otros aspectos. En definitiva, veía que en esas obras de arte había una lectura sobre el País Vasco actual. En esas obras de arte se ven ciertos acontecimientos o cambios de nuestra historia reciente. A la hora de escogerlas no he querido ponerme límites. Me ha sido indiferente escoger artistas del momento o más antiguos, me daba igual escoger pinturas que esculturas... Ahí no me he puesto límites a mí mismo. Me he centrado en lo que esas obras de arte me dicen a mí, analizándolo con las gafas de la historia. Además, hay una creencia que me da mucha rabia que viene a decir que el arte y la sociedad están muy diferenciadas, que el arte no tiene nada que decir a la sociedad. Para mí eso no es así, a mí el arte que veo y los artistas que trabajan en ella me dicen muchas cosas sobre sobre el mundo y sobre el País Vasco en el que vivo. Es por ello que no entiendo de dónde sale esa creencia, y uno de mis objetivos es acabar con ese dicho.

-Ha querido analizar el arte mediante la escritura, uniendo dos de sus pasiones en una misma obra.

-De joven leía mucho, y creo que ha sido un progreso lógico el pasar a ser escritor; me gustaba mucho escribir. Empecé los estudios de filología vasca y me llevé una gran desilusión. Es cuando pasé a estudiar Bellas Artes. Me licencié. Se puede decir que he unido dos de mis pasiones. Es más, veía que últimamente no se le hacía caso al arte vasco, que ya no tenía tanta presencia como lo tenía antes en la cultura vasca. Es por ello que he realizado este esfuerzo. Para demostrar que el arte aún tiene mucho que decir.

-La beca es del año 2012 y ha publicado su trabajo en mayo de 2018. ¿Demasiado tiempo?

-Con la Beca tienes que publicar el libro en un año, pero tal como sucede en estos casos, en caliente lo ves todo fácil. Pero en realidad, la vida da muchas vueltas, y tú también necesitas seguir trabajando. Es por ello que a mí me ha costado mucho concentrarme para seguir escribiendo el libro. Además, y no es para justificarme, pero sobre cada obra de arte he ido recopilando más información, ya sea mediante investigaciones o mediante entrevistas con los autores que siempre me facilitaban más claves sobre sus obras. Es por ello que cada vez iba teniendo más información. Eso sí, hay un momento que dices: ¡hasta aquí! Porque si no, nunca acabas de escribir. Hay que ser consciente de que es imposible escribir todo. Es cierto que no es un libro sobre un artista o las obras concretas de un autor. Son 23 obras de arte de autores diferentes, por eso no he podido ser tan exhaustivo.

-¿Cómo ha ido todo desde que salió a la venta?

-Por ahora las respuestas que he recibido son positivas. En redes sociales algunos me dicen que les ha gustado, otros que les ha parecido fácil de leer... En general, la respuesta de la gente ha sido buena. Pero nunca sabes cómo está siendo el alcance que está teniendo y si se está vendiendo o no.

-¿Cómo se ha sentido al escribir el libro?

-Estoy contento porque ya lo he terminado, aunque me ha costado mucho. Con el libro tengo bastantes cosas con las que yo mismo no estoy de acuerdo, o cosas que cambiaría si tuviese la oportunidad ahora mismo o más tiempo. En estos casos, cuando coges de nuevo el libro te das cuenta de que falta algo o esto lo tendría que juntar con aquel otro tema, o cosas por el estilo. Pero es cierto que con lo que he escrito estoy muy contento. No quería hacer un catálogo de arte o una antología de las obras de arte diciendo que éstos son las mejores 23 obras. Lo que quería hacer era coger una obra de arte y hacer una lectura con lo que a mí me dice. Es el ejercicio que he realizado, ha sido un trabajo de memoria, no un libro de historia del arte.

-¿Y ahora qué?

-Vacaciones. Es cierto que desde que he publicado me han llamado para dar más entrevistas o charlas. Creo que es la consecuencia de la publicación del libro y durante un tiempo seguiré en esta ola. ¿Luego? Ya veremos, pero por ahora no tengo nada pensado. Veremos qué ocurre.

Más

 

Fotos

Vídeos