Destino Loiola: una hoja de ruta para favorecer el turismo en Azpeitia

El alcalde Etxeberria y el edil Lizarralde junto a los representantes de la Universidad de Deusto. / E. A.
El alcalde Etxeberria y el edil Lizarralde junto a los representantes de la Universidad de Deusto. / E. A.

Acaban de presentar un Plan de Acción para favorecer el turismo en Azpeitia bajo el sello ignaciano y poniendo el foco en Loiola

ELI AIZPURU AZPEITIA.

Fruto de la colaboración institucional entre el Gobierno Vasco -a través de la Agencia de Turismo Basquetour- Diputación Foral, Ayuntamiento y la Universidad de Deusto, dirigida por la Compañía de Jesús, acaban de presentar un nuevo Plan de Turismo denominado 'Destino Loiola' cuyo objetivo es el de proyectar un plan de acción que favorezca el turismo en Azpeitia bajo el sello ignaciano y poniendo el foco en Loiola. De ello se han encargado los representantes de la Universidad de Deusto Jon Gil y Marina Abad que han presentado la iniciativa esta misma semana junto al alcalde azpeitiarra Eneko Etxeberria y el concejal de Turismo Agustín Lizarralde.

El trabajo, explicó la profesora Marina Abad, se ha basado en cuatro objetivos. Han querido identificar primero una hoja de ruta para «reforzar el desarrollo turístico» y hacer de Loiola un «recurso diferenciado», además de un modelo de gobernanza «adecuado al diagnóstico» con miras al 2021 , celebración del V Centenario de la conversión de Ignacio de Loyola. A la vez, han diseñado un proceso «incluyente y participativo, siempre en «claves de sostenibilidad y turismo reponsables».

Así las cosas, para diseñar el informe final han tenido que realizar un trabajo de campo «entrevistando a numerosos agentes políticos, religiosos, turísticos o locales»; realizar encuestas a la ciudadanía además de crear varios grupos de trabajo compuestos por «técnicos, políticos, ciudadanía, jesuitas y guías turísticos». Y a partir de todo este trabajo, que «se trató que fuera lo más global posible», matiza Abad, han diseñado un informe final de casi 200 páginas.

Un informe final del que han sacado varias conclusiones donde se extrae que Loiola cuenta con un «enorme potencial» desde el punto de vista turístico y cultural. Sin embargo, matiza Gil, «existe una escasa oferta turística de la Basílica y de la Santa Casa», además de una «infrautilización de algunos recursos del conjunto monumental y otros elementos ignacianos cercanos, en Azpeitia, por ejemplo», entre otros puntos, pasando también por una «escasa oferta alojativa y de transporte con la capital», puntualiza el profesor de turismo. La imagen proyectada de Loiola es «difusa» y «fragmentada», señala Gil. En consecuencia, plantea también « problemas de gestión» . Otra de las conclusiones es que teniendo en cuenta la significativa proyección internacional de Loiola, cuenta con una señalización y señalítica «deficientes» tanto en el entorno como en el propio conjunto monumental.

El informe concluye también que hay numerosos agentes implicados (Ayuntamiento, Gobierno Vasco o Diputación), pero existe una «descoordinación» por parte de las instituciones competentes.

Se percibe también el V Centenario como una «oportunidad» pero se debe, entre otros puntos, «reforzar la coordinación con otros lugares que también lo celebren, como es el caso de Manresa».

Por este motivo, proponen cinco retos que se traducen en: generar un discurso integral; poner en valor el patrimonio ignaciano local ; reforzar la integración entre Loiola y Azpeitia; visibilizar Azpeitia y Loiola como referente ignaciano y armonizar la gobernanza, es decir, «desarrollar un modelo de gestión estable y duradero», ultima uno de los responsables del diseño del plan.

Por lo tanto, con la hoja de ruta entre manos, ahora queda «ordenar» las acciones de «forma conjunta» y ponerse manos a la obra, ha asegurado el alcalde Eneko Etxeberria. «Ya se han dado los primeros pasos para la renovación de la señalítica», ha puntualizado.

La agenda ya está programada. Ahora queda ponerse manos a la obra para cumplir con las expectativas previstas sobre el papel y hacer de Azpeitia y Loiola un lugar más turístico.