Sin misas en Madariaga por el mal estado de la iglesia

El templo conserva ornamentos, retablos y tallas, y requiere una restauración urgente./  FOTOS SUDUPE
El templo conserva ornamentos, retablos y tallas, y requiere una restauración urgente. / FOTOS SUDUPE

La medida seguirá hasta la renovación necesaria en el templo | Las humedades y grietas son evidentes y en la última celebración se fue la luz de la iglesia

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

La parroquia ha notificado que el próximo domingo no habrá misa en la iglesia de Madariaga debido al mal estado de la iglesia de san Isidro. Así mismo, apuntan que hasta que se haga la renovación necesaria, no se celebrará la eucaristía que se celebraba una vez al mes.

Félix Azurmendi, párroco de la parroquia azkoitiarra, ha señalado que la iglesia del barrio de Madariaga no está en condiciones de ser utilizada debido al mal estado en que se encuentra el edificio.

La iglesia se utiliza en San Isidros, en algún entierro y en la misa mensual que allí se celebra y en relación a su estado, Azurmendi lo ha calificado como «problema global». Las humedades y grietas son evidentes en el templo. «En la última celebración, la luz se fue y tampoco sabemos cómo se encuentra el tejado» señala. La seguridad de los usuarios recomienda cerrar el templo hasta renovarlo y «por lo menos poner en condiciones el tema de la luz, repasar el tejado y hacer un mínimo para poder seguir utilizando las instalaciones» comenta el párroco, que ya ha pedido un presupuesto para saber cuél es la realidad y en función de eso poder tomar las medidas adecuadas. «Cuando sepamos el costo real habrá que pensar qué hacer. Habrá que preguntarse si hay que gastar ahí el dinero, si pedir ayudas a las instituciones, etc.» subraya.

Primera misa en 1841

El complejo existente en Madariaga se edificó para dar servicio y respuesta a las necesidades de los vecinos. Hacia 1804 comenzaron las peticiones de los vecinos del barrio para la creación de su anteiglesia y evitar las largas distancias que tenían que recorrer sus vecinos para poder asistir a misa. En 1841 consiguieron la licencia episcopal y en 1841 se celebra la primera misa. Las primeras partidas bautismales se inscribieron en 1842 y las últimas en 1970. El interior del templo conserva algunos elementos ornamentales, retablos y tallas, y requiere una restauración urgente en todos los sentidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos