La iniciativa Egoitza Kalera emplaza al alcalde a abordar el traslado de la residencia

No se conforman ante la afirmación de que «es inviable» | Conscientes de que integrar la residencia en el pueblo no se puede hacer «de un día para otro», insisten en que «harán lo que esté en nuestras manos»

JOAQUÍN SUDUPE AZKOITIA.

En febrero se daba a conocer la iniciativa popular Egoitza Kalera, creada para pedir que la residencia San José «se acerque a la calle». Han recogido 2.300 firmas para saber cuántos azkoitiarras comparten esta idea y dar pasos de cara al futuro para poder materializar la idea. Los componentes la iniciativa -familiares de residentes, voluntarios que acuden a dar compañía a los mayores, personas que tuvieron allí familiares o que pronto los tendrán- creen que hay que acercar la residencia a la calle y evitar problemas de accesibilidad y de dificultades para estar con los mayores.

Recuerdan que es un tema para las autoridades de hoy y del futuro, que están por encima de partidismos u otras cuestiones, y que «esto es hacer un pueblo más cercano, solidario, humano y amigable para sus habitantes. Es posibilitar que todas las personas puedan seguir teniendo relaciones sociales con su familia o amigos sin trabas ni problemas de accesibilidad».

A principios de este mes, el alcalde, Javier Zubizarreta, señaló que «como ahora no se puede trasladar la residencia, buscaremos modos de acercarla, mejorando los servicios de transporte». Las propuestas municipales contemplaban mejorar el servicio del transporte urbano o construir un ascensor en el entorno de las piscinas descubiertas. También señalaba que «hoy por hoy, el traslado de la residencia no es una opción, es inviable porque supone una inversión económica muy fuerte, porque la competencia no es del Ayuntamiento, que además no cuenta con instalaciones con capacidad para albergar la residencia».

Así mismo ante la posible ubicación del centro en el Convento de Santa Clara, tal y como propone Egoitza Kalera, Zubizarreta destaca que la propiedad de Santa Clara es del Convento Santa Ana de Oñati, subrayando que «hoy por hoy, tanto las instalaciones como la gestión de la residencia están en manos de la Diputación. El consistorio no tiene ninguna autoridad sobre la residencia. Con eso no quiero decir que no podamos hacer nada. Hablemos. Creo que las propuestas representan gran parte de la solución».

Carta abierta

Ahora, la iniciativa popular Egoitza Kalera ha publicado una carta bajo el título 'Hablemos' dirigida al alcalde. La misiva comienza mencionando aspectos del mensaje de Zubizarreta a la plataforma como por ejemplo «coincido en que sería mucho mejor que la ubicación de la residencia fuera céntrica», y «hoy por hoy, el traslado no es una opción. Es inviable a corto y medio plazo», o «buscaremos modos de acercarla mejorando los servicios de transporte», o «bablemos». Desde Egoitza Kalea se indica que, entre todas estas frases, se quedan con la de «hablemos».

Dicen ser conscientes de que «la petición de integrar la residencia en la vida cotidiana del pueblo no puede hacerse realidad de un día para otro, pero también sabemos que para que un deseo se convierta en algo real hay que empezar dando pasos, siendo el primero querer lograrlo. Esto conlleva analizar la situación, estudiar las posibilidades, razonar las condiciones (obligación ética y moral), unir y poner en marcha todas las fuerzas necesarias para superar cualquier obstáculo que se interponga en el camino y por fin dar con la solución al problema».

Ante la afirmación de que es inviable apuntan: «Y ¿ya está?, no nos conformamos con eso», y preguntan que «de todos los pasos enumerados ¿Cual no es competencia del Ayuntamiento?». Recuerdan que fueron los azkoitiarras, con su aportación económica, lo que hicieron posible la edificación de la actual residencia. Y añalden que desde entonces las cosas y necesidades han cambiado mucho y que «han sido muchas las idas y venidas para visitar a nuestros familiares y sabemos bien de lo que hablamos».

Quieren que «seamos conscientes de que todos queremos tener una vejez digna, en un lugar que nos permita seguir viviendo integrados en la sociedad la última etapa de nuestra vida, sin miedo de lo que sabemos y vemos», y que su meta es «integrar la residencia en la vida del pueblo y para ello seguiremos recogiendo firmas hasta finales de marzo. Haremos todo lo que esté en nuestras manos».

La iniciativa Egoitza Kalera concluye esta carta abierta apuntando que «no sabemos si el alcalde en el mensaje habla en su propio nombre o en el del Ayuntamiento, pero si tal como dice está de acuerdo con el deseo de Egoitza Kalera, ¿por qué no unir todas nuestras fuerzas, el poder de unos y el deseo de los ciudadanos? Sería un gran logro para el pueblo de Azkoitia».