Se cumplen 30 años desde que Juan Murillo introdujo el karate en Azkoitia

Murillo y Juaristi. / SUDUPE
Murillo y Juaristi. / SUDUPE

La primera alumna fue Rita Juaristi, cofundadora del Club Kanku, que abrió sus puertas en los 90

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

Este mes de mayo se cumplen 30 años desde que Juan Murillo, fundador del Club Kanku y precursor del karate en nuestro municipio, iniciara las clases de esta disciplina marcial en Azkoitia.

«Allá por la década de los 80 inicié las clases de kárate en Azkoitia y ya ha llovido desde entonces. Han sido muchos los alumnos que han crecido con el karate» señala Murillo para añadir que «empecé en el que entonces era polideportivo Zubiaurre con el apoyo inestimable del entonces gerente Jexus Arrizabalaga, gran compañero y amigo».

La primera alumna fue Rita Juaristi, cofundadora del Club y además «gran persona , técnico muy valorada en las diferentes federaciones y apasionada de esta disciplina» subraya

El centro Kanku como tal se abrió en la década de los 90 y hoy en día, supera el centenar de alumnos. Desde sus inicios, los karatekas que han pasado por el club Kanku han obtenido más de cien los cinturones negros y categoría o danes. «Siendo alumnos avanzados Rita Juaristi con el 4° dan, Maite Larrañaga con el 3° dan , José Hoyos 3° dan , Joseba Segurola 3° dan y numerosos 2° y primeros danes y cintos negros», subraya Juan Murillo.

Último campeonato del curso

Por otro lado, señalar que el domingo se celebró en el Elkargunea el Festival infantil de primavera de karate con más de 150 niños y niñas. En el festival, bajo la organización del club Kanku y federaciones participaron una docena de clubs de todo Guipúzcoa. El Club Kanku participó en las tres categorías (benjamín, alevín e infantil) con una treintena de jóvenes. Los karatekas inscritos en deporte escolar realizaron formas y combates. El trofeo de primavera de kárate ha sido el último campeonato del curso y, ahora, a los karatekas azkoitiarras les llegan los exámenes, los pases de grado, la exhibición de fin de curso y la subida con ofrenda a la virgen de Urrategi.