El claustro de Santa Clara, abierto para los azkoitiarras

El claustro del monasterio de Santa Clara se llenó de vecinos del barrio y azkoitiarras en general para tomar el lunch./FOTOS SUDUPE
El claustro del monasterio de Santa Clara se llenó de vecinos del barrio y azkoitiarras en general para tomar el lunch. / FOTOS SUDUPE

Con motivo de la festividad de la santa, la sociedad Errebaleko Txokoa preparó un lunch

JOAQUIN SUDUPEAZKOITIA.

El domingo se celebró la Festividad de Santa Clara y el monasterio de la calle Errebal fue testigo de la celebración. La misa mayor, que se llevó a cabo a las 11.00 de la mañana, dio inicio a una fiesta centenaria en Azkoitia.

Es la segunda vez, en los últimos 410 años, que este día se celebra sin la presencia de las monjas clarisas de clausura. Hace ahora dos años, el 25 de agosto de 2015, en el capítulo conventual de Santa Clara se tomó la decisión de solicitar de la Santa Sede la supresión del monasterio y su deseo de fusionarse con la Comunidad de Santa Ana de Oñati. El 2 de diciembre del 2017 salía la última monja, Sor Piedad Iruarriazaga, del Convento de Santa Clara.

Antes, las monjas ofrecían un lunch al coro parroquial, autoridades y azkoitiarras que acudían a misa, mientras que la sociedad gastronómica Errebaleko Txokoa hacía otro tanto con las personas del barrio.

El pasado año y este, la sociedad ha preparado el lunch para todo el mundo y lo ha ofrecido en el claustro del convento. Por unas horas, el bullicio se impuso en rincones donde el silencio ha sido protagonista por casi medio milenio.