Cita con las procesiones del Viernes Santo

El Sepulcro con los Armatus sale en las dos procesiones.
/SUDUPE
El Sepulcro con los Armatus sale en las dos procesiones. / SUDUPE

La de la Pasión saldrá tras la liturgia de las cinco y la del Santo Entierro, a las nueve

JOAQUIN SUDUPE AZKOITIA.

El Viernes Santo ofrece en nuestra localidad las procesiones que vienen celebrándose desde aproximadamente el año 1520, cuando la Cofradía del Santísimo Sacramento escenificaba la muerte y descendimiento de Cristo. Sociedades locales, clubes deportivos y un buen número de voluntarios contribuirán hoy a portar las distintas imágenes. Recordar que, durante el siglo XVII se mantuvo la fórmula del descendimiento y de la procesión intramuros en la Parroquia y a finales del XVll comenzaron a celebrarse las procesiones del Jueves y Viernes Santo en la calle. Aunque la imaginería de la época es desconocida, se cree que las imágenes que desfilaban sólo eran el Cristo Yaciente y una cruz desnuda acompañada de cofrades y penitentes.

En la historia reciente de las procesiones, hay que mencionar al presbítero Lorenzo de Gorriaran, importante personaje en las procesiones locales, que en 1712 compró una imagen de la Dolorosa en Madrid, añadiéndose esta figura a las ya existentes. En 1797 fueron incorporados los populares Armatus, cuyos atuendos, restaurados en varias ocasiones, fueron creados para la guardia del Túmulo de Cristo.

A las 9.00
Se abrirá la Parroquia y a las 11.00 Vía Crucis. A las 12.30 visita guiada al Casco Histórico con salida delante de la Parroquia.
A las 16.00
Celebración de la Pasión y Muerte del Señor en Santa Clara y a las 17.00 en la Parroquia y Procesión.
A las 21.30
Procesión del Santo Entierro hasta la ermita de San Francisco. Los fieles en dos columnas portan velas y acompañan el Sepulcro con los Armatus y la Banda interpretando la Marcha fúnebre de Chopin.

Junto a ellos aparecen los personajes de San Miguel, San Gabriel y los Ángeles Pasioneros. Antiguamente también iban en esta escena los disciplinantes con sus látigos y los cofrades con sus capas y cirios.

Cabe decir que por entonces era costumbre que cuatro miembros de la milicia municipal custodiaran el sepulcro o catafalco.

Es en 1924, cuando el sacerdote Otaño, viendo la falta de imágenes para cumplimentar las distintas estaciones del Vía Crucis, adquirió en un convento de Elgoibar, desamortizado en la época de Mendizábal, una serie de desvencijados pasos que se adscriben a las distintas calles del municipio. Así se completa la escenografía de la Pasión.

En la década de los 60 va decayendo la importancia y la participación ciudadana. Y fue tal el abandono, que en el año 1980 tan sólo tres pasos salieron en la procesión. En 1981 y gracias a la labor de entre otros, la Agrupación Cultural Azkoitiarra, todos los santos e imágenes volvieron a formar la tradicional procesión. Así como en 1924 los santos se adscribieron a las distintas calles de la localidad, en 1981 fue a las sociedades culturales deportivas a las que se implicó en el traslado de las figuras en las procesiones.