Buena situación de los afluentes más importantes del Urola

La situación empeora en inmediaciones de núcleos urbanos./
La situación empeora en inmediaciones de núcleos urbanos.

El deterioro más importante se produce en las inmediaciones de los núcleos urbanos

JOAQUIN SUDUPEAZKOITIA.

El río Urola, al igual que el resto de las cuencas del territorio, presenta características de áreas montañosas, con recorridos de cauce cortos, valles encajados, excepto en su curso bajo, y elevadas pendientes tanto de las cuencas como de los cauces.

Sus 337,5 km² de cuenca se encuentran en Gipuzkoa. Se caracteriza por su gran estrechez y elevadas cotas en la parte alta, donde nace, ramificándose en la zona de Azpeitia al confluir con los ríos Ibai-Eder y Errexil. En su parte baja recibe las aguas del río Altzolaras, desembocando en el mar después de describir una serie de meandros.

El deterioro ambiental más importante se produce en las inmediaciones de los núcleos urbanos como Legazpi, Zumarraga, Urretxu, Azpeitia y Azkoitia, encontrándose el resto de la cuenca en un estado aceptable. La población en la cuenca ronda los 60.000 habitantes.

Aguas de calidad

En cabecera, el río Urola presenta una buena situación, con aguas de buena calidad y buena población de trucha. Aguas abajo de Legazpi, la calidad del agua empeora pese a que las infraestructuras de saneamiento están construidas y la EDAR de Urretxu funciona desde el año 2001. La razón radica en los bajos caudales de agua circulantes por el río en todo este tramo.

Más abajo, a partir del núcleo urbano de Azkoitia, la incorporación de las aguas de importantes afluentes hace que la calidad de las aguas mejore de nuevo y la presencia de trucha, barbo, loina y locha aumente. En el tramo más bajo y debido a la persistencia de vertidos de origen papelero la situación vuelve a empeorar levemente.

Respecto a los afluentes, los más importantes (Barrendiola, Ibai-Eder y Altzolaras), presentan muy buena situación, con una elevada calidad del agua y unas comunidades piscícolas en buen estado, donde la trucha es la especie dominante.

Señalar que las aguas residuales generadas a partir de Azkoitia hasta Iraeta se tratan en la depuradora de Lasao.

Depuradora de Lasao

En 1990 comenzaron las obras de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Lasao, llamada Badiolegi; trabajos que se culminaban en 1992 con la puesta en marcha de la fase de pretratamiento y dos etapas biológicas en la depuración de aguas. La estación recoge, depura y repone al río las aguas residuales de aproximadamente 35.000 personas (Azkoitia, Azpeitia, Zestoa, Lasao, Danona e Iraeta). Las instalaciones tratan y depuran más de 250.000 litros de agua por hora mediante el uso de bacterias que literalmente 'se comen' los elementos orgánicos e inorgánicos que ensucian el agua.

Desde que las aguas residuales entran en el EDAR y vuelven depuradas al Urola pasan por una serie de estaciones o fases. Básicamente, el proceso comienza con dos tamizados de residuos sólidos como maderas, plásticos, toallitas húmedas que atoran las bombas, etc., seguido de un separador de arenas.

Luego empieza la fase biológica. Aquí se oxigena el agua y se crean las condiciones óptimas para la multiplicación de los microorganismos y bacterias que ya vienen en el agua sucia y 'se comen' los aportes orgánicos e inorgánicos. Tras un nuevo decantado, una segunda fase de oxigenación y limpieza consigue los parámetros necesarios para poder devolver el agua al Urola. Para asegurar que el agua revertida al río no incide negativamente en el equilibrio biológico , se mide 'la salud' de las aguas 300 metros aguas arriba y bajo del EDAR con su consiguiente análisis comparativo.