La Banda de Música lanzará el chupinazo de Andramaris

Una imagen de 1957 de la Banda azkoitiarra en un pasacalle./
Una imagen de 1957 de la Banda azkoitiarra en un pasacalle.

En agradecimiento y reconocimiento al trabajo desarrollado en sus 150 años de historia

JOAQUIN SUDUPEAZKOITIA.

La Banda de Música de Azkoitia lanzará el chupinazo de inicio de los Andramaris 2019. La Banda de Azkoitia cumplió 150 años en 2018 y en agradecimiento a su trabajo e historia, la comisión de Fiestas ha acordado estas semana, por unanimidad, otorgar este reconocimiento a la Banda.

«Lleva haciendo música por y para el pueblo desde 1868. Durante todos estos años ha hecho a la gente un poco más feliz y más alegres nuestras calles. Por todo ello y más, y porque es un modo de agradecimiento, la Banda tendrá el honor de lanzar el chupinazo justo antes de que haga sonar 'Ondo pasau Andramaixek!' y estalle la fiesta», han señalado desde el Ayuntamiento .

Así mismo creen que «la Banda tiene bien merecida el subirse al balcón el día 14 de agosto y dar inicio a las fiestas mientras recibe el aplauso de toda una plaza llena».

Como todos los años, el día 14, a las 11.30 horas la sala de plenos del Ayuntamiento acogerá un pequeño acto de homenaje a la Banda de Música. Es un acto abierto al que están invitados todos los músicos que han formado o forman parte de la Banda, todas las personas que sienten suya la Banda y a todos los ciudadanos que deseen asistir.

Primeras noticias

Las primeras noticias sobre la Banda son de los años 1866 y 1867, donde los presupuestos municipales contemplan la asignación a Tirso Olazabal la cantidad de cuatro mil cuatrocientos setenta y dos reales, para adquirir instrumentos y formar un grupo musical.

El Ayuntamiento decidió el 24 de febrero de 1867, nombrar a Juan María Echaniz (entonces organista del pueblo) como director de música, pagando trescientos veinte reales, y obligando a enseñar el solfeo a los chavales del pueblo. En 1868, empezaron a participar, durante las fiestas de carnaval y en la procesión del Corpus, como Banda bajo la dirección de Juan María Echaniz.

En 1869, se formó una Academia de Música en la Casa Balda, pagando un dukan al mes a Esteban Goenaga, propietario de la casa. En enero de 1870, el Ayuntamiento nombra a Antonio Altuna, como intermediario entre la Banda y corporación, y ya, por medio de un acta, formar oficialmente la Banda.

En el año 1881, tomaron el acuerdo de gastar ochocientas cincuenta y cinco pesetas para adquirir nuevos instrumentos y entre 1904 y 1905, por un desacuerdo económico entre Banda y Corporación, el pueblo se quedó sin Banda.