Un trastorno muy divertido

Una escena de 'Toc toc'.

'Toc toc' es una adaptación de la exitosa obra teatral del cómico francés Laurent Baffie cuya dirección corre a cargo de Vicente Villanueva

Borja Crespo
BORJA CRESPO

No confundir con la película homónima de Keanu Reeves con Ana de Armas, un thriller de terror fallido dirigido por Eli Roth, el colega de Tarantino. Si allí el título 'Toc Toc' aludía al sonido de la puerta que daba lugar a una home invasion de tercera aquí el tema principal es el TOC, léase Trastorno Obsesivo Compulsivo, el problema que comparten los pacientes de un psicólogo de campanillas que llega tarde a la consulta. Mientras llega el médico, la gente aglutinada en la sala de espera se ve obligada a relacionarse para no caer en sus excentricidades, manías e ilusiones irracionales.

Adaptación de la exitosa obra teatral del cómico francés Laurent Baffie, la dirección corre a cargo de Vicente Villanueva, otrora prometedor cortometrajista que arrasó en festivales especializados con propuestas como 'El futuro está en el porno' o 'Mariquita con perro', donde tiraba de un costumbrismo pasado de vueltas en la línea de Almodóvar, con un humor desprejuiciado que mantiene en formato largo. Tras 'Lo contrario al amor' y 'Nacida para ganar', especializado en el género de la comedia, repite con un reparto coral en su tercera apuesta, con Paco León, Rossy de Palma y Alexandra Jiménez encabezando un entregado equipo artístico que se emplea a fondo para buscar la complicidad del espectador. Buenos diálogos, marca de la casa, y una utilización de la cámara que nos hace olvidar que el material de partida viene de ser trabajado en los escenarios. El ritmo y la interpretación son los puntos fuertes de un producto con olfato comercial que se las tendrás que ver en la taquilla con 'La llamada', el fenómenos del cine español del momento.