Zachary Quinto: «La terapia me ayuda muchísimo a crear personajes»

El actor, bajo el maquillaje, en 'Nos4a2'./
El actor, bajo el maquillaje, en 'Nos4a2'.

El actor que dio vida al señor Spock en el 'reboot' de 'Star Trek' regresa a televisión seis años después de su último protagonista para dar vida a un vampiro muy particular en 'Nos4a2'

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Hay algo en la mirada y el rostro de Zachary Quinto (Pittsburgh, Pensilvania, 1977) que resulta inquietante e hipnótico a partes iguales, como gran parte de su carrera. Después de participar con roles secundarios en series como 'CSI' o 'Embrujadas', el salto a la fama del actor llegó hace trece años de la mano de 'Heroes', donde encarnaba al villano Sylar, un asesino en serie con una curiosa habilidad: podía hacerse con los poderes de los demás simplemente entendiendo cómo funcionaban, claro que para ello debía matarlos. Tras dar vida al señor Spock en el 'reboot' de 'Star Trek', Quinto volvió a meterse en la piel de otro psicópata, el psiquiatra Oliver Thredson, en la segunda temporada de 'American Horror Story', apodada 'Asylum'.

Ahora, seis años después, el estadounidense regresa a la televisión para encarnar a Charlie Manx, un particular vampiro que se alimenta de las almas de los niños a los que recoge en su Rolls Royce en 'Nos4a2' (léase 'Nosferatu', aunque no tenga nada que ver con la mítica obra), la serie que AMC comenzará a emitir en España el próximo 5 de junio. «No sé muy bien por qué me eligen a mí -afirma el actor desde un céntrico hotel madrileño-. Debe ser que hay algún aspecto de mi personalidad que expresa muy bien la oscuridad». Basada en la novela homónima de Joe Hill, la ficción cuenta la historia de este inmortal seductor, que deposita lo que queda de las almas que ha acaparado en Christmasland, una helada y retorcida aldea navideña salida de su imaginación, y de su némesis, una joven de Nueva Inglaterra, Vic Mc Queen (Ashleigh Cummings), que amenazará su particular mundo gracias a un don sobrenatural.

«Me siento muy agradecido por poder hacer este tipo de personajes, pero sí es verdad que como actor lo que más me interesa es tener una experiencia lo más diversa posible», sostiene el intérprete, que asegura haber elegido este personaje porque cree que puede servirle de trampolín para llegar a algo diferente: «Cuando uno quiere cambiar, muchas veces vale la pena volver atrás, a la base y a los inicios, para dirigirse hacia algo distinto».

En este caso a Quinto le llamó la atención el guion y sobre todo la complejidad de un personaje que, además, requiere una transformación física continua -va rejuveneciendo a medida que captura más almas-. «Charlie cree, de verdad, que está ayudando a estos niños a los que secuestra. Y esa creencia va muy unida a un trauma infantil. Se trata de un personaje que de niño sufrió abandono, maltrato y él cree que está ayudando a estos niños que él ve en una situación similar. Es este trauma no resuelto de su infancia lo que le motiva y lo que le está moviendo constantemente, pero además vemos que se trata de un personaje con mucha complejidad a nivel psicológico y esto para un actor siempre es un reto muy interesante», explica el estadounidense. A ello hay que unir la «complicada relación» con Vic que «les lleva a jugar al gato y el ratón durante toda la primera temporada».

En este sentido, la creación del personaje no podría haberse entendido sin el desarrollo de su maquillaje. Dice Quinto que cuando decidió incorporarse al proyecto tenía claro que necesitaban «al mejor». Por suerte, Joel Harlow estaba disponible. Así las cosas, la construcción comenzó desde la fase de diseño. «Se trataba de ver cómo nos imaginábamos al personaje y cómo íbamos a integrarlo con mi trabajo», señala Quinto. «Las prótesis y el látex ayudan a la transformación física, pero al mismo tiempo yo iba creando el personaje a nivel de gestos, de voz, y según trabajaba en ello, el equipo de maquillaje iba modificando cosas. Nos íbamos retroalimentando. Ha sido un proceso muy interesante que no habría sido posible sin maquillaje», cuenta.

Tres fotogramas de la serie.

Cabe preguntarse si estando en contacto con personajes tan oscuros y enigmáticos, uno descubre cosas de sí mismo que desconoce. «La exploración del lado oscuro que todos tenemos siempre me ha interesado -avanza-. Es un poco quien soy como persona y no puedo cambiarlo, incluso aunque quisiera. Siempre he sido un enorme defensor de asistir a terapia y llevo haciéndolo años porque creo que es parte de la evolución y de la experiencia humana. A mí me ayuda mucho no solo a nivel personal, sino también en el aspecto profesional a la hora de crear personajes». Y va más allá: «Todos tenemos partes más luminosas y más oscuras y son igual de importantes. Yo he aprendido a reconocer esas partes oscuras de mi personalidad y a aceptarlas».

Terror televisivo

Lo cierto es que el terror apenas ha obtenido su cuota en la televisión, pero de un tiempo a esta parte las cosas están cambiando. Sin ir más lejos, la secuencia con la que 'Nos4a2' abre es sobrecogedora, aunque luego parezca perder cierto fuelle. ¿Por qué ahora? «Las historias de terror dan al público una vía de escape al horror de la vida real, nos permiten ir a un lugar oscuro y que nos da miedo pero sintiéndonos seguros y sabiendo que no nos va a pasar nada», reflexiona Quinto. «Son historias que han existido siempre, en todas las generaciones, y lo que pasa ahora es que la televisión ha alcanzado un nivel tan alto a la hora de proporcionar contenidos que esas historias han pasado a un medio mucho más masivo que se le ofrece a un público más general», comenta.

De momento, el actor ha firmado por dos temporadas, aunque habrá que ver cómo es la recepción de la primera para saber si el proyecto tiene continuidad. Mientras tanto, Quinto sigue trabajando en otros proyectos dentro de su productora, Before The Door Pictures. «Me gustaría hacer más comedia o adentrarme en historias menos densas -confiesa-, pero yo soy de esas personas que saben que un proyecto es correcto cuando lo ven, no de las que está imaginando o aspirando a algo que todavía no es siquiera una opción». Tampoco es de los que se llevan el trabajo a casa. «En este caso, dejar a Charlie era bastante fácil porque bastaba con arrancármelo de la cara y tirarlo a la basura, pero tiendo a tener siempre muy clara la separación entre personaje y persona real. Considero que es más sano, aunque alguna vez alguno se asoma cuando estoy dormido», concluye enigmático.

'Nos4a2' comienza a emitirse el 5 de junio en AMC.