Washington no existe, aunque la veas en las series

Producciones como 'House of cards' o 'Homeland' utilizan localidades como Charlotte o Baltimore para recrear la capital estadounidense

Vista de la Casa Blanca./Ap
Vista de la Casa Blanca. / Ap
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

Hay vida en Washington más allá del Capitolio y de la Casa Blanca, aunque lógicamente la imagen que más trasciende de esta icónica ciudad tenga que ver con la de las instituciones poderosas que acoge. En la capital de Estados Unidos es posible salir de copas por el más que animado barrio de Georgetown, los restaurantes de Dupont Circle ofrecen una interesante variedad gastronómica, y un paseo por el bello distrito de Adams-Morgan (plagado de coloridas casas adosadas de finales del siglo XIX) permite toparse con peculiares tiendas y cafés y descubrir la enorme variedad cultural entre los habitantes de la localidad. Sin embargo, el cine y la televisión escogen esta localización principalmente para reflejar tramas con trasfondos políticos y policiales. Es la cara que más vende de Washington DC y la que se ha quedado en el imaginario colectivo, pese a ser sesgada.

Curiosamente la mayoría de producciones cuyas tramas se desarrollan en esta ciudad se ruedan fuera de ella, ya que resulta mucho más barato o porque es más sencillo por cuestiones de seguridad. La capital estadounidense está bien para una vista general, pero cuando hay que fijarse en lugares concretos las producciones prefieren reproducirlos fuera de allí.

Acaba de estrenarse la última temporada de 'House of Cards', drama eminéntemente político que se desarrolla en Washington. O casi. Es verdad que un vistazo a la cabecera de este título nos invita a recorrer el Capitolio, el obelisco del National Mall, el Parque John Marshall y el Monumento a Lincoln al ritmo de la estupenda banda sonora creada por el compositor Jeff Beal. Pero cuando se trata de acudir a los escenarios específicos en los que suceden algunas secuencias emblemáticas salta la sorpresa.

Para conocer la casa en la que vivía el matrimonio Underwood antes de asaltar la Casa Blanca hay que cruzar a la ciudad vecina de Baltimore (sí, sí, la de 'The Wire'). El domicilio en concreto se localiza en el número 1609 de Park Avenue en el vecindario de Bolton Hill. La casa de la malograda periodista Zoe Barnes se emplazaba en Preston Street y el periódico era en realidad el Baltimore Sun. Las trampas de la ficción. Museos, teatros de la ópera y otros enclaves de esta ciudad han servido para que pululen por ellos los protagonistas de 'House of Cards'.

¿Pero ni siquiera existe el mítico Freddy's BBQ Joint donde acudía el presidente a comer costillas? Otro chasco. Ni rastro de él por las calles de Washington. De hecho, la zona donde se rodaron esas escenas fue Greenmount Ave, también en Baltimore.

Un fotograma de 'House of Cards'.
Un fotograma de 'House of Cards'.

Una vez ha quedado claro que para los exteriores hay que buscarse la vida más allá del río Potamac cabe preguntarse si es fácil rodar dentro de las principales instituciones alojadas en Washington DC. A juzgar por la elección de los localizadores de las principales series la respuesta es que no. Era previsible. Por ejemplo, en 'House of Cards' para representar el interior del Capitolio acude a la Casa del Estado de Maryland en Annapolis. Y para el resto se recurre a una carpa que se instala en Joppa, un suburbio en Baltimore.

En 'Scandal', hacen pasar la biblioteca Huntington de San Marino o el Rose Garden de Los Ángeles por la Casa Blanca. En esta última localidad es donde se graba la serie protagonizada por Olivia Pope. Por ejemplo muy cerca de Hollywood se ubica su oficina: en el Palace Theatre de la capital de California. No es la única, también 'Bones' se rueda allí, aunque se supone que sus casos los resuelven en Washington. La doctora Temperance Brennan trabaja en el Instituto Jeffersonian (inspirado en el instituto Smithsoniano) y que se traslada a la pantalla desde el Museo de Historia Natural de Los Ángeles.

Un fotograma de 'Scandal'.
Un fotograma de 'Scandal'.

La otra ficción política americana por excelencia, 'El ala oeste de la Casa Blanca', recurrió a Toronto y Los Ángeles para rodar gran parte de sus episodios. En Canada suceden en realidad muchas de las series americanas que vemos en pantalla porque las ventajas para rodar allí son mucho mayores. Y no es una moda reciente. 'Expediente X' situó su base de operaciones en Vancouver (que se conoce como el Hollywood del Norte), por mucho que de vez en cuando nos incitasen a pensar que estaban trabajando en el edificio Edgar Hoover, la sede del FBI, situada en el 935 de Pennsylvania Avenue de Washington.

Otros títulos como 'Veep', 'Commander in Chief', 'Murphy Brown' o 'Political animals' tampoco pisaron demasiado suelo de Washington al desarrollarse principalmente en interiores. Procedimentales como 'NCIS' o 'Mentes criminales' siguieron la misma estela, aunque las imágenes de recurso pertenezcan a la capital norteamericana.

Un fotograma de 'Homeland'.
Un fotograma de 'Homeland'.

Un caso muy curioso es el de 'Homeland', que antes de que Carrie comenzase a viajar por el mundo tuvo a Washington como principal localización, ya que allí estaban los objetivos terroristas de Brody. Se supone que la agente de la CIA vivía en el barrio Adams-Morgan antes mencionado pero en realidad para poder hacerse un selfie frente al edificio en cuestión hay que ir a Charlotte, en Carolina del Norte. En el mismo enclave encontraríamos la residencial familiar del marine y de Saul. La trepidante ficción ha llegado a cometer errores como recrear la célebre Farragut Square, rodeada de rascacielos cuando en Washington está prohibido construir edificios de más altura que el Capitolio.

 

Fotos

Vídeos