Los superhéroes abandonan Netflix

Charlie Cox, enfundado en el traje de Daredevil./
Charlie Cox, enfundado en el traje de Daredevil.

La cancelación de 'Daredevil' es la última señal de un hecho: los personajes de Marvel dicen adiós a la compañía, quizá para dirigirse a la plataforma que prepara Disney

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Las series basadas en superhéroes bajo el sello Marvel han pasado de la exaltación al desconcierto y su posible desaparición en el menú de Netflix. La iniciativa empezó con buen pie en la plataforma de entretenimiento bajo demanda, con excelentes críticas tras el lanzamiento de la primera temporada de 'Daredevil'. Fue bienvenido el barniz de realismo en los guiones y muchos alabaron el cuidado aspecto visual, ya desde los créditos, y las impactantes escenas de acción, algo poco habitual y por ello especialmente llamativo y original en este tipo de producciones. Estas aplaudidas líneas básicas se repitieron en otras versiones audiovisuales de personajes esenciales del universo cocreado por Stan Lee que llegaron después, pero la fórmula ha sufrido síntomas de agotamiento a pasos agigantados.

Tramas estiradas como el chicle y roles excesivamente atormentados, con escaso sentido del humor, han minado la paciencia del espectador multipantalla. 'Jessica Jones' gustó en sus primeros pasos -no en la continuación- a la mayor parte de su target por la contundencia interpretativa de su actriz principal y un villano excepcional pero 'Luke Cage', abandonada a la mitad por más de un seguidor de los justicieros con superpoderes, se reveló como uno de los primeros indicios del cataclismo, debido en gran parte a la falta de carisma de su rostro protagonista y a una historia cansina con episodios de relleno que apenas cuentan nada, un mal extendido en el formato. Con 'Defenders', juntando a todos los paladines de la justicia callejera, intentaron arreglarlo planteando un arco argumental coral de ocho episodios con más movimiento del habitual, yendo al grano dejándose de tanta paja, pero propuestas como 'Iron Fist', creativamente dispersa, ya estaban condenadas y el soplo de aire fresco apenas duró. Agotado el aire, estos días ha sido noticia la cancelación de la serie con la que empezó todo, tras una tercera temporada, estrenada el pasado 19 de noviembre, recibida con cierta esperanza. El Demonio Rojo de la Cocina del Infierno también ha caído, a pesar de los esfuerzos de los guionistas por dar más enjundia a sus aventuras, adjudicándole problemas de fe y un paseo por el lado oscuro. No obstante, nada está perdido y todo parece indicar que estamos ante una cuestión de negocios.

El pasado año Disney lanzó una noticia sorprendente, por todo lo alto, que dejó perplejo a más de un fan fatal: abandonaba el catálogo de Netflix para crear su propio portal de entretenimiento en streaming que verá la luz la temporada que viene. De inmediato la compañía de vídeo bajo demanda, que cotiza en bolsa, contraatacó anunciando la compra de la editorial de cómic Millarworld para ofrecer al usuario versiones en imagen real de varios títulos bajo la supervisión de Mark Millar, guionista de 'Kick Ass', 'The Ultimates' y 'Kingsman', el catalizador perfecto para que los espectadores del cine y la televisión se sientan atraídos por las viñetas (y viceversa). De la misma se citaron proyectos en cartera como 'Jupiter´s Legacy', 'Huck', 'Empress', 'American Jesus' y 'Sharkey The Bounty Hunte'. Netflix se ha liado la manta a la cabeza y ha empezado a publicar tebeos como 'The Magic Order', probablemente por contrato. La maniobra es clara. Marvel Studios se va con Disney, pero no se quedan con las manos vacías. Y su marcha no significa necesariamente darle la puntilla a las tribulaciones del Hombre sin Miedo, aunque el actor protagonista, Charlie Cox, se lamente perplejo en la red por la súbita cancelación de 'Daredevil'.

'Jessica Jones', 'Iron Fist' y 'Luke Cage'.

Marvel lanzó un comunicado hace unos días confirmando que las peripecias audiovisuales de Matt Murdock quizás no han llegado a su fin, alabando a las mentes responsables de su salto a múltiples pantallas. Quizás no siga implantando su sentido del bien en Netflix y sea Disney quien lo acoja en su propia plataforma para 2019. No obstante, los rumores siguen alimentándose en las redes. Quedan dos series en fase de producción en la actualidad en Netflix, 'Jessica Jones' y 'Punisher'. ¿Aparecerá el Demonio Rojo como invitado en sus próximas temporadas? La tercera de 'Daredevil' es la cuarta ficción más vista de la actual oferta (después de 'Narcos', 'Sabrina' y 'Stranger Things'). El problema no es la falta de audiencia, con lo cual, si hay pingües beneficios de por medio, matar la gallina de los huevos de oro no es la opción correcta. Poco creíble. De hecho, la compañía del ratón ya ha puesto los dientes largos a los marvelitas comentando su intención de convertir en serie las tropelías de Loki, el villano total. Quedan muchas adaptaciones por delante.

 

Fotos

Vídeos