Leticia Dolera: «'Déjate llevar' está siendo un máster en dirección brutal»

Leticia Dolera da indicaciones a Font García y Celia Freijerio. /Daniel Carmona
Leticia Dolera da indicaciones a Font García y Celia Freijerio. / Daniel Carmona

La cineasta culmina el rodaje de su primera serie para Movistar+, que se adentra en la vida de tres mujeres en plena crisis existencial

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

El equipo de rodaje de 'Déjate llevar' ha 'tomado' una urbanización de Cabrera del Mar, un pueblecito a apenas treinta kilómetros de Barcelona. «Como la casa es toda localización, hemos tenido que montar el set de vestuario y maquillaje y el de avituallamiento en otros lugares de la zona», comenta una joven del equipo técnico. Hoy la acción se sitúa en el salón de Cristina, una de las tres protagonistas de la primera serie de Leticia Dolera (Barcelona, 1981), que se estrenará en Movistar+ a lo largo del año que viene.

Cristina es una abogada en lo más alto de su carrera, casada y con dos hijas. La escena que se rueda esta mañana gris pone el foco en la mayor, Paula (Cocó Salvador), que trata de llamar la atención de su padre (Font García), arrumbado en el sofá. «No puedo creer que me vayas a dejar sola en la boda», dice a su esposo. «Martina está mala», le responde con evidente hastío. Cristina se acerca a un muñeco y le pone la mano en la frente. El equipo, en realidad, está ensayando la toma que realizará minutos después, junto a la pequeña Gal.la Bové. «Tenéis que abandonar el set, lo siento. Es que sufro mucho por la niña porque se estresa cuando ve mucha gente», pide Dolera a los periodistas que se han congregado en el rodaje.

Más información

En 'Déjate llevar' la catalana vuelve a ahondar en la crisis existencial, como ya hiciera en 'Requisitos para ser una persona normal', su primer largometraje. «No sé qué director dijo que hacía siempre la misma película, cambiando los personajes y la trama. Supongo que en cierto modo yo hago eso también», explica. Eso sí, visualmente, la serie poco tiene que ver con su debut cinematográfico. Los planos fijos y austeros dejan paso aquí a una cámara en mano que busca el naturalismo y meter al espectador en cada escena. «Me hace mucha ilusión entrar en otro código y mover la cámara. Me estoy dando cuenta de que disfruto especialmente de las escenas en las que no actúo», reconoce la realizadora.

En este caso, la serie se adentra en la vida de tres mujeres. La primera de ellas es María, una dentista con un plan de vida diseñado al milímetro, a la que da vida la propia Dolera. «Es una tía muy calculadora y planificadora, pero cuando está a punto de ejecutar ese plan, la historia se va a la mierda y entonces decide dejarse llevar y comete una locura que la acompañará durante toda la trama de la serie», explica Dolera, que reconoce haberse inspirado en su propia personalidad. La segunda es su hermana Esther (Aixa Villagrán), una pintora que hasta el momento no ha logrado vivir de su arte. «Es una mujer muy divertida, carismática y hedonista, que no tiene miedo a que le juzguen, pero que se ha quedado en la adolescencia y no acaba de encontrarse. No se quiere enfrentar a que tiene ya una edad y no le están saliendo las cosas», explica Villagrán, que asegura que se siente muy identificada con el personaje y que por eso se implicó «a saco». En tercer lugar se encuentra la amiga de ambas, la ya mentada Cristina (Celia Freijerio), que pese a llevar la vida que siempre había soñado, se siente profundamente vacía e infeliz. «Es un personaje muy valiente porque se replantea las cosas», asegura la actriz.

Arriba, Aixa Villagrán, Leticia Dolera, Celia Freijerio, Elena Martín, Ginesta Guindal y Manuel Burque; debajo, dos momentos del rodaje. / Daniel Carmona

«La serie es una comedia dramática que plantea un montón de preguntas al espectador: ¿cuándo fue la última vez que te dejaste llevar? ¿Llevamos la vida que queremos o la que se espera de nosotros? ¿Se puede construir una nueva vida a los cuarenta?», incide Dolera a apenas doce días de finalizar el rodaje. Un rodaje de dos meses y medio que les ha llevado por Barcelona, Premià de Mar, Badalona, Mataró y Tarazona, entre otras localidades. «Cambiamos de localización cada día e incluso a veces vamos a varias en un mismo día. Es estresante y duro a nivel logístico, pero me apetecía que pasaran muchas cosas en distintos sitios. A nivel visual va a tener mucha riqueza y mucho ritmo. Está siendo un viaje muy bonito y estoy aprendiendo muchísimo, es como si hubiese hecho un máster en dirección brutal», reflexiona.

Tres directoras

Conforman esta primera temporada ocho capítulos de alrededor de veinte minutos cada uno, de los que Dolera dirige los dos primeros y los dos últimos. Guionista -Dolera dice que no ha parado de reescribir el guión ya sea en el set de rodaje o durante el montaje- y también protagonista de 'Déjate llevar', a la de Barcelona le parecía «una locura» colocarse detrás de la cámara en los ocho episodios. Además, «quería que la serie fuera una plataforma para otras cineastas sin una carrera consolidada». Son Elena Martín, autora de 'Júlia ist' (2017), y Ginesta Guindal, con una carrera más enfocada hacia la publicidad. Al principio del proyecto tuvieron incluso otro papel decisivo, el de 'atar en corto' a Dolera: «Les pedí que se fijaran en si a mí se me iba la pinza porque no quería llevar mi personaje a la comedia, quería llevarlo más al estómago».

No es, sin embargo, la única colaboración que hay en la serie. Dolera ha vuelto a confiar en Manuel Burque, actor y guionista con quien ya trabajó en su debut. En cuanto Movistar adquirió la serie, tuvo claro que no quería escribirla sola. «Había leído guiones suyos. Tenían una estructura sólida y construía las historias partiendo de los personajes y no centrándose en la trama. Luego me di cuenta de que había un personaje que podía hacer», explica la joven.

Burque se mete en la piel de un orientador social que trabaja con discapacitados intelectuales en un piso tutelado. Su personaje es también el enlace de ese universo con el de las tres protagonistas. «No tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora. No tiene nada de comedia o muy poca y es lo que he querido hacer siempre», confiesa el gallego de origen tinerfeño. «Me gusta muchísimo la comedia pero te somete a un lenguaje y unas matemáticas que sólo pueden ser de una manera, y yo me quería ir para otro lado. He disfrutado muchísimo escribiendo este drama emocional», dice.

«El feminismo da ahora mucho morbo»

La polémica saltaba hace unos días: la actriz escogida inicialmente para hacer el papel de Cristina en 'Déjate llevar', Aina Clotet, no realizó finalmente el papel por estar embarazada. La historia tenía algo de paradójico, al fin y al cabo Leticia Dolera, escritora de 'Morder la manzana', es una de las principales voces del feminismo. «A mí me ha dado mucha pena que no la haya podido hacer», explica Dolera. Cuenta la realizadora que unos días después de comunicarle que había sido elegida, les contó que estaba embarazada. «Nosotros teníamos rodaje hasta el 30 de noviembre, tratamos de mover los planes del calendario, pero era imposible que ella, estando de cinco o seis meses, interpretara este personaje». Lo cierto es que el papel que tenía que abordar Clotet es el de una mujer que, después de haber sido madre de dos niñas, está volviendo a reconectar con su sexualidad. «Tiene muchas escenas de sexo y, además, ya habíamos elaborado el diseño de un vestuario que, a medida que avanza la serie, va marcando más su figura y sus curvas», reflexiona. Dolera hace hincapié en que, durante el rodaje de la serie, varias mujeres del equipo han dado a luz, pero que en el caso de Aina era imposible por el físico: «Tu interpretas con todo tu cuerpo». Pese a todo, tampoco le ha sorprendido que el asunto haya saltado a los medios. «Vivimos en los tiempos en los que importan los clicks y el feminismo ahora da mucho morbo y entiendo que es morboso, pero qué voy a hacer».

La serie llega precisamente en un momento de auge del feminismo, aunque Dolera sostiene que fue comprada por Movistar hace dos años. «Se adelantaron, pero que el ritmo no pare, ¿eh?», dice entre risas.

 

Fotos

Vídeos