'The Politician' lleva la carrera presidencial al instituto

Ben Platt y David Corenswet son los protagonistas de 'The Politician'./
Ben Platt y David Corenswet son los protagonistas de 'The Politician'.

La nueva serie de Ryan Murphy regresa a la comedia juvenil y recupera a Jessica Lange y Gwyneth Paltrow en personajes secundarios

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

Al final la cabra tira al monte. Ya puede Ryan Murphy haber sido recibido en el olimpo seriéfilo gracias a 'American Crime Story' -tanto la de O. J. Simpson como la de Gianni Versace- o su película para televisión 'The Normal Heart', que tarde o temprano acaba volviendo a su lugar recurrente, la comedia adolescente. Muy irónica, metafórica, mordaz... y dígase todo lo que se quiera pero si hay algo que le encanta al también director de 'Come, Reza, Ama' son los pasillos de instituto y las rivalidades entre alumnos con ambiciones desmedidas. Ahí estuvo 'Glee', más tarde la reivindicable 'Scream Queens' y ahora 'The Politician'. También le gusta hablar del postureo de los ricos, otro nicho creativo que explotó en 'Nip/Tuck'.

La diferencia con todas las anteriores y que juega a su favor es que ha sido lanzada en plataforma de vídeo bajo demanda. O sea, de golpe y no semana a semana. Así que ya que uno empieza la acaba viendo entera, al contrario de lo que sucediera con la protagonizada por Emma Roberts que fue perdiendo espectadores semana tras semana. Por cierto, aquí recupera a otra de sus musas, Jessica Lange, quien debería compartir reinado con Gwyneth Paltrow, la misma que se metió al públic en el bolsillo con su puñado de apariciones estelares en 'Glee'.

'The Politician' es la persecución del sueño americano en su máxima expresión: ser el presidente de los Estados Unidos. Es lo que ansía con todas sus fuerzas Payton Hobart (Ben Platt) y para lo que tiene un plan: ganar las elecciones estudiantiles y ser admitido en Harvard como primeros pasos para su futura carrera política. Y así lo plantea Ryan Murphy, usando la campaña juvenil, sus zancadillas, trapos sucios, etc., como metáfora de los enfrentamientos 'entre adultos'. Payton no se lo toma a broma. A sus diecisiete años ya es capaz de recitar de memoria las biografías de todos los mandatarios de EE UU y aquello que podría copiarse (y evitar) de sus campañas. Ve enemigos en sus rivales -su 'amado e idolatrado' River (David Corenswet) y la novia de éste, Astrid (Lucy Boynton)-, en su propio equipo de campaña, y en la abuela (Jessica Lange) de la vicepresidenta (Zoey Deutch) que lleva en su tíque electoral. Y después ya añadamos a su novia, la típica pija que quiere ser primera dama, sus absurdos hermanos, su inclasificable madre (Gwyneth Paltrow), etc. Toda una ristra de personajes con los que Ryan Murphy quiere construir un universo desde el que azotar a todo y todos del mundo real. ¿Y en qué acaba convertido? En una melíflua sátira que recorre caminos sin un rumbo fijo, descabezada por momentos, insípida por otros. Vacía, en definitiva.

Nadie dirá que la empieza a ver bajo engaño de algún tipo. Dale al play, fondo negro, se lee: «'The politician', una comedia sobre el valor y la ambición que puede resultar perturbadora para aquellos que padezcan problemas de salud mental». ¿Es una mala serie? No, pero será fácil olvidarla a pesar de que amenazan con segunda temporada. Quizá lo que mejor haya conseguido 'The Politician' es el ejercicio de provocación sin llegar a ser empática. Sería arriesgado pensar que Murphy ha pretendido, de esta forma, contar la frialdad de los líderes políticos, despojados de sentimientos si su intención es llegar al poder -así lo cuenta Dylan McDermott, padre de una de las protagonistas-. Pero si lo ha hecho con ese objetivo, mini punto para Ryan.

A 'The Politician' le han salido tantos fans como detractores. Aunque parece concebida para un público eminentemente joven amante de las conspiraciones políticas en patio de instituto también tienen efímera cabida aquellos más mayores que recuerden a la tenista Martina Navratilova, aquí en el papel de amazona lesbiana. Ryan Murphy junto a su eterna pareja profesional Brad Falchuk ya pueden presumir de tener comedia política desenfadada e incorrecta en su catálogo. ¡Check!. Siguiente.

La primera temporada completa de 'The Politician' está disponible en Netflix desde el 27 de septiembre de 2019.