«Empoderamiento es una palabra repugnante»

Candela Peña, en un fotograma de la serie./
Candela Peña, en un fotograma de la serie.

Candela Peña encarna a una jueza en 'Hierro' su primera incursión televisiva como protagonista. «Hay canales un poco más generalistas en los que yo no debo de dar el perfil», asegura

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

La televisión al fin ha descubierto a Candela Peña, que protagoniza por primera vez en su carrera una serie. En 'Hierro' -que se estrena en Movistar el viernes 7 de junio- da vida a una jueza que llega a El Hierro junto a su hijo y se enfrenta a un asesinato que va a trastocar a toda la isla.

-¿La tele ha pasado de usted o usted ha pasado de la tele?

-Ambas. Esta serie que nos ocupa es muy probable que si la llega a hacer otro canal hubiera pasado de mí. Hay canales un poco más generalistas en los que yo no debo de dar el perfil.

-¿Y eso por qué?

-Y yo qué sé, se mueven con otros cánones u otras historias, pero ha habido series en las que me hubiera encantado estar y no me han querido. Y en otras que estaban interesados en que yo estuviera, a mí no me ha interesado. Esto va así en la vida.

-En ese sentido hay un proyecto televisivo de usted y Pilar Castro -'Puerto y camino'- por el que llevan peleando años y que no termina de salir.

-Por ese sigo yo peleando con uñas y dientes, eso yo no voy a parar hasta que salga. Y da igual que Pilar yo seamos dos viejas. Lo contaremos en el hogar del jubilado si hace falta. 'Puerto y camino' lo quiero hacer porque habla de otro tipo de mujer, porque hay otros tipos de mujer que hay que contar. La serie que acabo de hacer, 'Hierro', es la primera protagonizada por una mujer en Movistar, que se dice pronto. Es una mujer con unas condiciones particulares, me gustó del proyecto que no necesitara a ningún hombre para sustentar su trama. Es una tía de más de cuarenta años, que tiene una opinión propia, que no cumple el canon, que tira de su hijo enfermo como puede, que es muy probable que el padre le haya dejado sola. En 'Puerto y Camino' se habla de otra mujer que tampoco solemos ver, esa que ha querido priorizar su faceta profesional, que ha querido tener un lugar en la escala social, que ha querido estar al día en todo y para cuando quieren ser madres ya solo se pueden enrollar con hombres casados y ellas ya solo consumen cocaína y orfidales. Este tipo de mujer también hay que contarla.

-¿Y por qué no se cuentan?

-No lo entiendo, porque además las mujeres somos mucho más interesantes que los hombres.

-Bueno...

-Que no lo digo por una cuestión de género. Mira, yo no soy feminista, soy igualista. Yo quiero que seamos todos iguales, estas palabras tan repugnantes como empoderamiento las detesto. Yo no quiero empoderarme de nada ni quiero que a la producción en la que trabaje le obliguen a tener mujeres por cuota. Eso va en nuestra contra. Las mujeres tenemos que hacer de todo, preocuparnos de si el niño toma leche con lactosa, ver qué ha comido para prepararle luego la cena... De todas esas cosas solemos encargarnos casi siempre las tías. Por eso te digo que las mujeres somos más interesantes, porque tenemos que lidiar con mucho. Somos mujeres milagro, mujeres maravilla. Muchas deberíamos llevar capa.

-¿Aprende de los rodajes?

-De lo que más en la vida. Mis trabajos me han salvado la vida y me han hecho lo que soy.

-¿Y en 'Hierro' qué ha aprendido?

-Yo soy una persona de equipo, me gusta esta profesión por eso. No valdría para hacer monólogos en Toledo un sábado por la tarde. A mí el equipo me da marcha. Me gusta escuchar a actores más veteranos. Y eso en este rodaje ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. En el Hierro hemos estado cuatro meses todo el equipo haciendo un 'Gran Hermano' enorme. Nadie quería acabar la jornada para estar con su familia, porque seguíamos todos juntos.

-¿Y eso, en un momento dado, no agobia?

-No, Hierro se ha convertido en nuestro plató gigante, y es el plató más hermoso en el que puedes estar. Puedes acabar el rodaje e irte a bañar o ir al puerto a comprar un pescado. En una isla tan pequeña tienes de todo. A nivel natural, eso sí. Lo que no tienes es lo que a mí me hacía una ilusión bárbara no tener, no tienes un Zara, no tienes un Starbucks y no tienes la globalización.

-Hay sucesos anteriores de la jueza Candela, a la que usted interpreta, que no conocemos y debemos suponer, como lo que ocurrió con el padre de su hijo o el motivo que le ha llevado al Hierro. ¿Era fácil defender un personaje con un pasado tan poco despejado?

-Lo he tenido que construir, he construido sus 40 años anteriores. He tenido que saber que estudió Derecho, que tenía ambición laboral, que se saca su plaza de jueza, que tiene un hijo con unos problemas con los que ha de lidiar. Yo tengo que saber. El espectador sabe menos, pero si hay segunda temporada se enterará de más. Lo que me encanta de este personaje es que no hace falta decir por qué no tiene marido o por qué vive sola con el niño. Está muy bien escrita esta serie.

Darío Grandinetti, en un fotograma de la serie.
Darío Grandinetti, en un fotograma de la serie.

-¿Se ha sentido a gusto en la toga de un juez?

-Mucho. También te digo que qué trabajera y que la ley no siempre es justa ni tan siquiera para los jueces. Hay veces que uno lo aplica estando en contra de lo que está aplicando. La ley casi siempre está hecha para el que la incumple y en España es un poco repugnante, sobre todo en cosas de género.

-¿Ha pisado juzgados reales para ponerse en situación?

-Claro que he estado en juzgados y he visto a muchas juezas jóvenes ninguneadas. Entiendo el mal carácter de la jueza Montes por eso. Hay veces que cuando uno llega a un sitio y acaba de sacar la plaza se le tiene menos en cuenta y debe sacar el genio.

-¿Ve mucha tele?

-Veo series de plataformas, como la del asesino de Versace, o la serie documental de la niña McCann. O 'Vota Juan' y 'Arde Madrid'. Veo las que a mí me gustan, claro. Nunca he visto 'Juego de Tronos', soy más de 'Transparent'.

-¿Y en esas ha habido algún personaje que le habría gustado interpretar?

-Mira, yo estoy deseando que llegue nuestro estreno el día 7. Pero tengo mucha ilusión también con el día 9 para ver a esa Nicole Kidman en 'Big Little Lies', esa serie de mujeres que se han escrito y producido ellas. Y todo ellas. Me encantan las series de tías, no lo puedo evitar.

-No se disculpe.

-Es que las mujeres me interesan y mira que yo luego me relaciono más con chicos, pero porque sois más básicos.

-¿¿¿Todos???

-No, no todos obviamente. Ni todas las mujeres molan, hay mucha cochambre también. Pero en general requerís menos esfuerzo, con todo el respeto y todo el amor.

-Bueno, para terminar cuénteme cómo se presenta el verano.

-Mira voy a estar todo el verano rodando en Valencia y en Benicàssim, pero no te puedo contar más. Me voy a hartar de horchata y fartons.