'Camping', ahora Lena Dunham psicoanaliza a los cuarentones

Jennifer Garner y David Tennant en una escena de 'Camping' (2018)./
Jennifer Garner y David Tennant en una escena de 'Camping' (2018).

La vuelta al trabajo de la creadora y protagonista de 'Girls' es una de las apuestas más esperadas de HBO para este otoño

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

No conforme con retratar una generación, la creadora de 'Girls' se lanza a por otra. Pero, pasan los primero minutos de 'Camping' y echamos algo en falta: ¿Donde está Lena Dunham? Nos lo advirtieron y no queríamos creerlo. La otrora creadora, directora, guionista, productora y protagonista vuelve en versión de bolsillo, dos créditos al final y listo. Una decisión quizá motivada porque no es una ficción para tirar cohetes... ¡y porque no tiene 40 años, claro! A pesar de limitarse a permanecer en un segundo plano, la HBO , sabedora del tirón de Dunham, ha centrado la campaña promocional en su figura.

El argumento no es un tratado de física cuántica: Kathryn (Jennifer Garner) se encarga de organizar el 45 cumpleaños de su marido Walt (David Tennant). Cuatro días de fiesta en un camping con otras parejas de amigos como invitados. ¿Ya se adivina por donde irá la trama? Sí, las relaciones entre ellos, las fricciones, complicidades, reproches, risas, crisis, y todo aderazado con actividades variopintas que van desde contemplar pájaros a bañarse en el lago. Porque, si dicen (interesadamente) que los 40 son los nuevos 30, ¿por qué no juntarse como si de una chavalada se tratase?

Si en 'Girls' nos costó entender a Hannah (Lena Dunham) o no odiar a a Marnie (Allison Williams), aquí toda la ira se descarga contra Kathryn por su caracter controlador y maniático. Y esto no es subjetivo, así lo describió la propia Jennifer Garner: «Obsevsiva, egoísta y antipática, todo lo que a mí no me gustaría ser». Aunque la protagonista de 'Alias' aprueba en este cambio de registro, ¿puede sostenerse una comedia dramática cuyo eje principal provoca el rechazo en el espectador?

Para aligerar la tensión que provoca un personaje insufrible que repite incansablemente su número de seguidores en Instagram -la escena inicial de la serie la muestra saltando arriba y abajo por una buena foto-, han introducido a Jandice (Juliette Lewis) para dar la réplica. Contra la repetición de diálogos basados en dolores crónicos y ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, la deslenguada, pasota y deshinibida que muestra su (anti) cuerpo perfecto ya en el primer episodio. ¡Hola, Hannah!

El humor de 'Camping' viene adaptado de la obra de Julia Davis para la televisión británica. Lena Dunham, como una Woody Allen en horas bajas, y con la ayuda de Jenni Konner (coproduciendo, coescribiendo y dirigiendo) los pasa por su filtro para llevarnos a territorio conocido, ese en el que sobrevuelan los cuchillos sin despeinarnos. No obstante, tras ver dos episodios, y a pesar de la expectativa creada, bien parece que se trata de una serie que la HBO se quiere quitar de encima y que ha sacado del cajón apresuradamente para completar su programación de otoño. O quizá no y Lena Dunham, como ya sucediera con 'Girls', nos vaya atrapando y consiga hacer crecer una obra que a priori parece menor.

Y además

La generación protagonista ha cambiado y el espectador también. Todos pueden sentirse en los veinte pero no todos en los cuarenta. De momento, 'Camping' viaja sin rumbo entre personajes caricaturizados. Lo profundo quizá esté a la vuelta de la esquina. O no. Solo son ocho episodios.

'Camping' se puede ver todos los lunes a partir del 15 de octubre de 2018 a través de HBO España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos