Laura Mañá retrata a los treintañeros en 'Te quiero, imbécil'

Laura Mañá, durante el rodaje./
Laura Mañá, durante el rodaje.

La película es una comedia moderna que trata un tema muy actual: cómo una nueva generación de hombres se sienten perdidos frente al nuevo rol de la mujer y al suyo propio

Boquerini .
BOQUERINI .

Cuando la actriz decidió dar el salto a la dirección en el año 2000 con 'Sexo por compasión', su película fue saludada como uno de los debuts más prometedores del cine español de aquellos años. Tres años después reafirma su trayectoria como directora con el thriller psicológico 'Palabras encadenadas' y, en 2005, se sumergió en el realismo mágico latinoamericano con 'Morir en San Hilario'. En 2010 dirigía el drama erótico festivo 'La vida empieza hoy', y ese mismo año realizaba en Argentina 'Ni Dios, ni patrón, ni marido', la reconstrucción real del surgimiento de un grupo feminista de carácter anarquista en el Buenos Aires del final del siglo XIX que inexplicablemente, nunca se estrenó en España. Tras esta experiencia Laura Mañá apostó por las tv movies, con los biopic de 'Clara Campoamor, la mujer olvidada', sobre la diputada de la II República que logró que se aprobase el voto femenino, en 2011, y en 2012, 'Concepción Arenal, la visitadora de cárceles', sobre la abogada, escritora y humanista gallega Concepción Arenal, que luchó en el siglo XIX por mejorar las condiciones de vida de las presas y reformar las instituciones penitenciarias. Tras estos biopic de la directora solo supimos que en 2014 participó en el documental colectivo 'Yo decido. El tren de la libertad', en el que junto a otras directoras (Icíar Bollaín, Ana Díez, Patricia Ferreira, Chus Gutiérrez, Gracia Querejeta) retrataba las marchas de diferentes colectivos de mujeres hacía Madrid para manifestarse en contra de la entonces anunciada restrictiva reforma de la ley del aborto.

Ahora saludamos que Laura Mañá esté rodando ya un nuevo largometraje, una comedia romántica titulada 'Te quiero, imbécil', un retrato de esos treintañeros de hoy que se sienten perdidos ante los avances de las mujeres en la sociedad. La película parte de un guión de Abraham Sastre e Iván José Bouso, se rueda entre Barcelona y Pamplona durante cinco semanas con un presupuesto de 2,1 millones de euros, y la protagonizan Quim Gutiérrez, Natalia Tena, Ernesto Alterio, Alfonso Bassave, Alba Ribas, Patricia Vico, Francesc Albiol y Núria Valls.

La película se inicia cuando a Marcos (Quim Gutiérrez) le deja su novia justo cuando le iba a pedir que se casara con él, le echan del trabajo y se tiene que ir a vivir con sus padres. En definitiva, su vida es lo que se puede definir como un desastre. Con semejante panorama, Marcos decide salir adelante como el hombre que es. El problema, es que Marcos no tiene ni puñetera idea de cómo es un hombre del siglo XXI, así que acude al lugar donde todo se encuentra: internet. Para ello, y en un tiempo récord, Marc deberá olvidar su ex, encontrar trabajo y conocer la mujer de sus sueños. Y, lo más importante de todo: convertirse en un hombre diferente. Todo un reto, sin embargo para él no hay nada imposible. Mientras empieza a poner en práctica los pasos que encuentra en un videoblog de autoayuda para superar su ruptura y buscar al hombre que lleva dentro, Marcos se encontrará con una antigua amiga del colegio a la que no ve desde hace 20 años.

Ernesto Alterio, en un momento del rodaje.
Ernesto Alterio, en un momento del rodaje.

«¿Y si Bridget Jones fuera un treintañero español?», se pregunta Laura Mañá, que asegura que la película «es una comedia moderna que trata un tema muy actual: cómo una nueva generación de hombres de 30 años se sienten perdidos frente al nuevo rol de la mujer y al suyo propio. En realidad, la sociedad ha cambiado y, con ella, las relaciones». La directora, que hace suya esta historia escrita por dos hombres, añade: «El hombre del Cromañón ha pasado de moda, y hay que adaptarse a un nuevo referente masculino. Marcos, el protagonista, intenta convertirse en un hombre de hoy en día: un hombre que se depila, se interesa por la moda, se cuida…».