Unas 'Viudas' dispuestas a todo

Las protagonistas de 'Viudas' deciden aliarse para solventar la deuda delictiva de sus difuntos esposos./
Las protagonistas de 'Viudas' deciden aliarse para solventar la deuda delictiva de sus difuntos esposos.

Steve McQueen, director de la oscarizada 'Doce años de esclavitud', firma un thriller feminista con un atraco como excusa argumental

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Tres géneros en un mismo filme. 'Viudas' aúna thriller, comedia y drama en un todo que viene avalado por la dirección de Steve McQueen, firma que cautivó al personal con '12 años de esclavitud', cinta ganadora de tres Oscar. Un signo de calidad autoral no siempre presente en las propuestas de temática criminal que florecen en la actualidad. Con 'Tarde de perros' en el nutrido apartado de posibles influencias, dado el subgénero al que se adscribe el filme, el realizador de la aclamada 'Shame' adapta con pulso acertado una miniserie británica que le cautivó de chaval, emitida a principios de los años 80 por televisión.

Entrevista con Colin Farrell

Las viudas protagonistas se mudan de Londres, escenario original, al Chicago actual para que tengan presencia la política, la religión o los problemas de clasismo y racismo que asolan nuestros días. «Lo que me resulta especialmente poderoso de esta historia es que trata de cuatro mujeres de distintos estamentos -racial, social y económico- que unen fuerzas para conseguir una meta común», señala el director. «Comprendieron que si trabajaban juntas eran capaces de todo». La unión hace la fuerza, a años luz de la descafeinada 'Ocean´s 8' o la 'Chicas buenas', serie de Netflix con la que, aparentemente, hay puntos en común.

Verónica (Viola Davis), Alice (Elizabeth Debicki), Linda (Michelle Rodriguez) y Belle (Cynthia Erivo) deciden aliarse para solventar la deuda delictiva acarreada por sus difuntos esposos. Entretenimiento en estado puro y algo de reflexión y retrato humano es lo que propone McQueen con una película de robos que pretende ir más allá del suspense que permite hilar la excusa de un atraco como columna vertebral. La música es de Hans Zimmer.

 

Fotos

Vídeos