Ópera prima

'Casa de juegos', un juego psicológico lleno de vueltas de tuerca

Joe Mantegna y Lindsay Crouse en 'Casa de juegos'./
Joe Mantegna y Lindsay Crouse en 'Casa de juegos'.

David Mamet ya era un reputadísimo dramaturgo y guionista cuando debutó como director con una intriga ambientada en el mundo de la noche y el juego

Boquerini .
BOQUERINI .

Antes de su debut como director, David Mamet era ya el dramaturgo más importante de su generación, ganador del Pulitzer, un brillante novelista y un deslumbrante guionista de cine (suyos son los libretos de títulos como 'El cartero siempre llama dos veces' (1980) de Bob Rafelson, 'Veredicto Final' (1982) de Sidney Lumet o 'Los Intocables de Elliot Ness' (1987) de Brian de Palma.

El mismo año de 'Los intocables de Elliot Ness', debuta como director con 'Casa de juegos', una apasionante intriga psicológica que posteriormente el propio Mamet convertiría en novela. Sus trabajos se mueven siempre entre el thriller más negro y los retratos sociales de relaciones laborales.

David Mamet (Chicago, 30 de noviembre de 1947) entró en contacto con el mundo del teatro en su adolescencia, trabajando para compañías como Second City, un grupo de comedia de improvisación, en el que tenía que crear sketches rápidos con lenguaje de la calle, para capturar la atención del público. Estrenó sus primeras obras de teatro en la compañía St. Nicholas Theatre, de Chicago, de la que fue miembro fundador y director artístico. Aquellas primeras obras de Mamet, 'Duck variations' ('Variaciones sobre el pato', 1971) y 'Perversidad sexual en Chicago' (Premio Jefferson Award, 1974), fueron producidas en el Off-Broadway en 1975 y le dieron en seguida una reputación como escritor del denominado 'nuevo realismo'.

En ellas ya se apreciaba el ritmo vertiginoso de su estilo debiendo el espectador adivinar el contexto de las escenas. Mamet recibió el Premio Pulitzer en 1984 por 'Glengarry Glen Ross' (1983), sobre un heterogéneo grupo de agentes inmobiliarios de Chicago. Fue llevada al cine protagonizada en 1992 por James Foley, adaptada por el propio Mamet y protagonizada por Jack Lemmon y Al Pacino. La obra está basada en la experiencia personal de Mamet y trata las deshonestas circunstancias de esa profesión, que hacen que todos intenten usarse en beneficio propio, sacar provecho unos de otros y traicionarse.

'Casa de juegos'.
'Casa de juegos'.

Tras sus trabajos como guionista, Mamet decide dar un paso más y convertirse en director. Escribe el guion de 'Casa de juegos' en colaboración con Shel Silverstein y se concibe como una obra de relojería en la que todo encaja perfectamente. Estructurada en tres partes casi simétricas y con un breve epílogo, la trama juega deliberadamente en el terreno de las apariencias, está protagonizada por Lindsay Crouse, Joe Mantegna, Mike Nussbaum y J.T. Walsh, contando con una deslumbrante fotografía del español Juan Ruiz de Anchía.

Cuando un joven paciente depresivo revela que sus deudas de juego le tienen con la soga al cuello y que está planteándose el suicidio ya que debe 25 mil dólares, Margaret Ford (Lindsay Crouse), una psiquiatra especialista en el comportamiento adictivo, se introduce en el turbio mundo del juego para ayudarle. Margaret acude a un bar llamado 'Casa de juegos' convertido en un casino ruinoso, donde se enfrenta con audacia a Mike (Joe Mantegna), el dueño del bar y de la deuda de su paciente, con la intención de pagarla. Lo que al principio parece fácil, pronto se vuelve mucho más complejo. Mike la embauca en un juego de póker en el que se apuesta fuerte y Margaret sucumbe a sus encantos y al atractivo de Mike e ignora el hecho de que éste sea un elegante estafador en quien no se pueda confiar. La doctora Ford es a la vez fuerte y vulnerable, pero de repente se verá envuelta en un juego de póker psicológico y emocional con consecuencias mortales.

Mamet plantea una turbia, descarnada, seca e irónica visión de la noche y sus mundos, donde la psiquiatra quedará atrapada y fascinada por el encanto nocturno y por un timador profesional con encanto. El cineasta plantea la película, lejanamente deudora del cine de Alfred Hitchcock, como un gran laberinto lleno de recovecos, cuyo título revela la intención de Mamet de jugar no solamente con el personaje principal sino también con el espectador, retomando el planteamiento de engaño y de ficción dentro de la ficción con vueltas de tuerca.

La película se rueda en Washington D.F. entre los meses de junio y julio de 1986 con presupuesto reducido y muy controlado, ya que Mamet no se quería pillar los dedos con una película que le sobrepasase, y se presenta en el Festival de Venecia de 1987 donde obtiene el premio al mejor guion, y se estrena en Nueva York en octubre de ese año con gran éxito. La película es nominada al Globo de Oro al mejor guion, y recauda solo en Estados Unidos más de dos millones y medio de dólares. En España se estrena a principios de 1988 en versión original subtitulada en el cine Rosales de Madrid, con un recorrido de salas muy escogidas que hacen que sea un gran éxito de crítica.

Tan satisfecho quedó David Mamet del resultado de 'Casa de juegos', que un año después ya estaba rodando un nuevo filme, 'Las cosas cambian', con un presupuesto mucho mayor y con el respaldo de una 'major', la Columbia, una mezcla de thriller y comedia, con un éxito aún mayor. Desde entonces Mamet ha desarrollado una trayectoria como director que no desmerece en nada a la más veterana como autor teatral.