Tom Cruise quiere que apagues esta función de tu televisor

Tom Cruise y Chris McQuarrie./
Tom Cruise y Chris McQuarrie.

El actor lanza un alegato para que los usuarios desactiven la función que suaviza el movimiento de las imágenes cuando vean una película

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Alguien tenía que ponerse serio y ese alguien ha sido Tom Cruise. El actor ha lanzado un vídeo para animar a todos los propietarios de televisores en alta definición a desactivar una función que causa estragos cuando se combina con cualquier película. Se trata del 'motion smoothing', una tecnología que los castellanoparlantes conocemos como suavizado o interpolación de vídeo, y que está diseñada para suavizar las imágenes borrosas que se producen cuando el movimiento de cámara o de la acción en la pantalla es muy rápido. Por eso, su uso está especialmente recomendado para eventos deportivos y determinados programas, pero no para reproducir experiencias cinematográficas.

Ataviado con el mono de Maverick, el actor ha aprovechado un descanso en el set de rodaje de la secuela de 'Top Gun' para poner los puntos sobre las íes y lanzar este alegato. Lo hace junto a Chris McQuarrie, guionista de la nueva película y también responsable del libreto de 'Misión: Imposible Fallout', que acaba llegar al mercado doméstico. «Estamos encantados de presentaros 'Misión: Imposible Fallout' y queremos que la veáis de la forma más parecida a como la visteis en el cine. Queremos hablaros del 'motion smoothing', una función digital que tienen la mayoría de los televisores con la que se intenta reducir las imágenes borrosas que se suceden en los eventos deportivos y en otro tipo de programas», comienza el guionista.

Para lograr este efecto, al que cada fabricante da un nombre distinto -Panasonic, por ejemplo, habla de Intelligent Frame Creation y Motion Engine, y Sony, de MotionFlow- se duplica el número de fotogramas generando de forma inteligente lo que hay entre cada uno de ellos o introduciendo un fotograma negro. Así se logra que estos contenidos sean algo más fluidos.

«Lamentablemente, el efecto secundario de usar esta tecnología -continúa Cruise- con las películas es que se produce el llamado efecto telenovela, pues parecen haber sido rodadas a cámara rápida y en formato de vídeo doméstico». En efecto, dado que el celuloide se mueve a 24 fotogramas por segundo, doblar o triplicar su frecuencia no tiene ningún sentido y arruina la experiencia cinematográfica. El intérprete va más allá y asegura que en muchos de estos televisores la opción viene ya encendida por defecto y reconoce que desactivarla a veces supone navegar por farragosos menús que varían de un aparato a otro.

Así que «si tienes un televisor en alta definición, es muy posible que estés viendo las películas de una manera distinta a como las crearon los cineastas», advierte McQuarrie. En este sentido, Cruise asegura que los distintos agentes de la industria están colaborando con los fabricantes de televisores para que activar y desactivar esta función sea algo más sencillo pero, mientras tanto, recomienda a los usuarios hacer una «búsqueda rápida» en internet para dar con un tutorial que explique paso a paso cómo se desactiva esta función en cada aparato.

Una larga batalla

No han sido Tom Cruise y Chris McQuarrie los únicos que se han lanzado a la batalla contra el suavizado de imagen. Entre los cineastas que se han quejado del suavizado de imagen en los últimos meses están directores de la talla de Christopher Nolan ('Interestellar'), James Gunn ('Guardianes de la galaxia') o Paul Thomas Anderson ('Magnolia'). Especialmente gráfico fue Rian Johnson ('Star Wars: Episodio VIII -Los últimos Jedi'), que aseguró que esos modos hacen que las películas se vean como «diarrea líquida».

Hace tres meses la asociación de cineastas Directors Guild of America enviaba una carta a sus miembros que hacía hincapié en la necesidad de que los espectadores disfruten en sus casas de esas obras tal y como fueron pensadas creativamente por parte de sus responsables. Es por eso que los creadores quieren poner en marcha con los fabricantes un «modo de referencia» que permita disfrutar de los contenidos tal y como los planteó su creador. Hasta entonces, habrá que hacer caso del bueno de Tom.

 

Fotos

Vídeos