Raquel Welch, 'El Cuerpo'

Raquel Welch, en 'Viaje alucinante'./
Raquel Welch, en 'Viaje alucinante'.

Uno de los mitos eróticos de la segunda mitad del siglo XX, nunca fue una gran actriz, pero su presencia oscurecía todo lo demás

Boquerini .
BOQUERINI .

Pechos prominentes, hombros anchos, cara angulosa, piernas esbeltas… Raquel Welch fue indiscutiblemente el gran sex symbol del cine internacional de los años 70. Apodada 'el cuerpo', cuando un periodista le preguntó cuál consideraba la parte más erótica de su cuerpo, la actriz contestó: «El cerebro».

La actriz nació el 5 de septiembre de 1940 en Chicago, hija de boliviano de ascendencia franco hispano alemana y de norteamericana de origen anglo escocés, Raquel Tejada, que era su nombre al nacer. Nada en su infancia parecía predisponerla a emprender el asalto a Hollywood. Interesada en un primer momento por el ballet y después por el teatro, a los 18 años, después de haber ganado varios concursos de belleza, se casó con un compañero de colegio, que le daría el apellido Welch y dos hijos. Cuando se divorció en 1961 siguió utilizando el apellido de su exmarido como nombre artístico.

Raquel Welch siempre ha lamentado no haber aprendido a hablar en español, una lengua que le fue prohibida por su padre. «Lo que hizo mi padre, por un lado, fue muy cruel por rechazar sus raíces, pero al mismo tiempo fue muy inteligente, porque no hubiera podido surgir (como actriz) en Estados Unidos», ha dicho en alguna ocasión.

Sus primeros trabajos son como modelo de ropa interior y de trajes de baño apareciendo en portadas de revistas estadounidenses que le conseguirían un hueco en varias series de televisión. Pero su destino era muy diferente. Divorciada de Welch en 1963, Raquel se instala en Dallas y trabaja como modelo, primer peldaño en su vertiginosa escalada a la cumbre. Recibe clases de danza clásica y arte dramático en San Diego.

La conquista de Hollywood

Nada más instalarse en Hollywood conoce a Patrick Curtis, que se convertiría primero en su manager y luego en su marido. Curtis sería el artífice del monumental lanzamiento publicitario con el que arropó a la estrella, antes incluso de que se estrenaran sus primeras películas más importantes, 'Viaje alucinante' y 'Hace un millón de años'. Pero el físico no le bastó a Raquel, y el calificativo de 'el cuerpo', con que a menudo era designada, pesó desmesuradamente sobre el resto de su carrera.

Debuta en el cine con la película titulada 'El trotamundos' ('Roustabout',1964), protagonizada por Elvis Presley y Barbara Stanwyck. Dos años más tarde, interviene en dos filmes que la consagran definitivamente como actriz, 'Viaje alucinante' (1966), de Richard Fleischer, y 'Hace un millón de años', un filme dirigido por Don Chaffey, también en 1966 en el que la actriz aparece con un sugerente bikini que acaba siendo lo más comentado de la película en la que lo más admirado no eran los dinosaurios sino Raquel Welch. En este mismo año, realiza un papel en la película italiana titulada 'Dispara fuerte, más fuerte...no lo entiendo', al lado de Marcello Mastroianni, dirigida en Italia por Eduardo de Filippo. Por entonces la actriz es ya madre de dos hijos, una de ellas la futura actriz Tahnee Welch.

Leslie Nielsen y Raquel Welch.
Leslie Nielsen y Raquel Welch.

La actriz finaliza los años 60 con intervenciones en filmes como 'Mi amigo el diablo' en 1967, bajo las órdenes de Stanley Donen, junto a Dudley Moore, en donde encarna a la Lujuria. También de 1967 es 'Guapa, intrépida y espía' de Leslie H. Martinson, a la que siguen 'Bandolero' (1968) de Andrew V. McLaglen, 'Raquel y sus bribones' de Ken Annakib, 'La mujer de cemento' (1968) de Gordon Douglas junto a Frank Sinatra, el western '100 rifles' (1969) de Tom Gries y 'Si quieres ser millonario no malgastes el tiempo trabajando' (1969) de Joseph McGrath junto a Peter Sellers y Ringo Star, en donde encarna a 'la Sacerdotisa del látigo'. También llama la atención en películas muy populares como 'Gran golpe a la napolitana' (1968) con Robert Wagner y Vittorio de Sica.

Welch es ya en aquel momento la sex-symbol más importante del cine de Hollywood (su foto, generalmente en bikini es el reclamo publicitario de los carteles de sus películas), y una de las 20 actrices mejor pagadas.

La decadencia

En los años 70 Welch disminuye su ritmo de trabajo. En el mismo 1970 protagoniza 'Myra Breckenridge' junto a Mae West, mito erótico 30 años atrás, en donde interpreta a un transexual. En 1971 protagoniza junto a Robert Culp y Ernest Borgnine el western 'Anna Caulder', donde encarna a una viuda que venga la muerte de su marido. Quentin Tarantino ha reconocido la influencia de este filme en el argumento de 'Kill Bill'.

En 1972 se divorcia de Patrick Curtis, según dijo por motivos profesionales, para dedicarse plenamente a su carrera. Ese mismo año protagoniza 'Barba Azul', a la que siguen 'Los tres mosqueteros' (1973) y 'Los cuatro mosqueteros' (1974), rodadas en España por Richard Lester, 'Fiesta salvaje' (1975), de James Ivory, 'El madre, la melones y el ruedas' (1976) junto a Bill Cosby y Harvey Keitel, en la que resulta obvio cual de los tres personajes del título interpreta la actriz, o 'El príncipe y el mendigo' (1977).

Raquel Welch, en 'Raquel y sus bribones'.
Raquel Welch, en 'Raquel y sus bribones'.

En los 80 Raquel Welch prácticamente se retira del cine, reservándose para la televisión o para alguna aparición estelar como en 'Agárralo como puedas 33 1/3. El insulto final' (1994). Su última aparición en la pantalla es de 2017 en 'Instrucciones para ser un latin lover', de Ken Marino, donde de alguna forma se autoparodia a sí misma. Lo cierto es que el cine jamás requirió de ella otra cosa que no fuera su indudable potencial erótico. Pocas estrellas han llegado tan lejos con tan mermado equipaje.

Diez películas para admirar a Raquel Welch

1.- 'Viaje alucinante' (1966), de Richard Fleischer

Raquel es una mujer que es miniaturizada en un submarino junto a un grupo de científicos para navegando por venas y arterias del cuerpo de un sabio, salvarle la vida.

2.- 'Hace un millón de años' (1966), de Don Chaffey

Raquel es Loana, una mujer prehistórica que se enfrenta a los dinosaurios y que salva a un guerrero de una tribu rival

3.- 'Guapa, intrépida y espía' (1967), de Leslie H. Martinson.

Raquel es una paracaidista que en uno de sus saltos en la Costa del Sol española, conoce a un coronel británico que le ofrece convertirla en espía

4.- 'Mi amigo el diablo' (1967), de Stanley Donen

Primera versión de 'Al diablo con el diablo' en la que Raquel es la Lujuria con la que es tentado un tímido cocinero que ha vendido su alma al diablo.

5.- '100 rifles' (1969), de Tom Gries

Western rodado en Almería donde Raquel Welch es una revolucionaria mexicana que intenta apoderarse para su causa de los 10 rifles que poseen un bandolero meztino y un sheriff negro.

6.- 'Ana Caulder' (1971), de Burt Kennedy

Western cómico en el que Raquel es una mujer que buscará vengarse de los asesinos de su marido, convirtiéndose en una experta en el uso del revolver

7.- 'Los tres mosqueteros' y 'Los cuatro mosqueteros' (1967/1968), de Richard Lester

Raquel Welch ganó el Globo de Oro por su encarnación como Constance de Bonancieux en estas lujosas adaptaciones de Alejandro Dumas

8.- 'Fiesta salvaje' (1975), de James Ivory

Raquel Welch da vida a una actriz del turbulento Hollywood de 1929, compañera de un actor en decadencia que para relanzar su carrera organiza una fiesta en la que pasará de todo.

9.- 'El Madre, la Melones y el Ruedas' (1976), de Peter Yates

Raquel es 'La Melones', una exuberante enfermera de una compañía de ambulancias que junto a 'El madre', el conductor más veterano, y 'El ruedas', el más rápido, hacen su trabajo de cualquier manera.

10.- 'El príncipe y el mendigo' (1977), de Richard Fleischer

Adaptación de la novela de Mark Twain en donde Raquel es Lady Edith en la historia en la que un príncipe y un mendigo de idéntico físico, en la Inglaterra del siglo XVI, se intercambian sus labores.