40 años de la vampirización cinéfila de 'Arrebato'

Will More en 'Arrebato'./
Will More en 'Arrebato'.

Iván Zulueta exploró la obsesión por el cine en una cinta que nadie quiso estrenar en su día, pero que ha quedado como la película de culto por antonomasia del cine español

Boquerini .
BOQUERINI .

Se cumplen 40 años de 'Arrebato', la fascinante película de Iván Zulueta, la obra de culto por antonomasia del cine español, que se mantiene con la misma fuerza perturbadora de siempre como el fruto más vivo y más interesante que ha dado nunca la vanguardia cinematográfica en España. Tras este título se esconde una rareza del cine español, una historia de vampirización cinéfila, cine de vanguardia sobre las relaciones entre la persona y el medio cinematográfico, que se exploran aquí hasta un punto de delirio tal que es por completo imposible referirse a 'Arrebato' al margen del género fantástico.

Iván Zulueta (San Sebastián 29 de septiembre de 1943 – San Sebastián 30 de diciembre de 2009) empezó rodando cortos en súper 8 a la vez que estudiaba decoración en el Centro Español de Nuevas Profesiones, para instalarse después en Nueva York donde estudia pintura y dibujo en la Art Students League. De regreso a España, ingresa en la escuela Oficial de Cinematografía y pronto encuentra trabajo en el programa 'Último Grito', de la entonces UHF de Televisión Española, cuya realización comparte con Pedro Olea. De aquel programa rabiosamente pop surge su debut como director de cine en 1969 con 'Un, dos, tres, al escondite inglés'. Sin embargo pasan diez años hasta que logra realizar su segundo filme, 'Arrebato', tiempo que para realizando diferentes cortometrajes e incluso carteles cinematográficos para las películas que estrenaba José Esteban Alenda.

Tras el relativo éxito de su cortometraje 'Leo es pardo' (1976) en el Festival de Berlín, Iván Zulueta escribe un guión titulado 'Arrebato', que relata la experiencia de un cineasta que se filma mientras duerme. En un principio Iván tuvo la intención de hacer otra más de sus películas en súper 8, en los que todo el peso técnico recaía en sus manos: fotografía, sonido, cámara y montaje. Pero pensó que esa historia ofrecía muchas más posibilidades y comentó al productor de sus últimos trabajos, Augusto Martínez Torres, la posibilidad de hacer un largometraje a partir de aquel argumento. Así Zulueta comenzó a desarrollar nuevas situaciones, crear nuevos personajes y enriquecer la trama original.

Eusebio Poncela en 'Arrebato' y Will More recibiendo instrucciones de Iván Zulueta.

Tras buscar entre sus amigos quién podía financiar aquel proyecto, apareció definitivamente Nicolás Astiárraga, un arquitecto leonés muy interesado en el cine. Tras ver los trabajos anteriores del cineasta y conversar sobre el guion que tenía entre manos se puso en marcha la preproducción de 'Arrebato', el segundo largometraje de Iván Zulueta.

El rodaje comienza a principios de julio de 1979 en Madrid y alrededores con protagonismo de Eusebio Poncela, Cecilia Roth, Will More, Marta Fernández Muro, Carmen Giralt, Helena Fernández Gómez, Antonio Gasset, Max Madera y Luis Ciges. El rodaje avanza de forma caótica motivado por una enorme precariedad de medios, pero el buen entendimiento entre Zulueta y su director de fotografía Ángel Luis Fernández, la película lleva a buen puerto en septiembre de 1979, hace ahora 40 años.

La película narra cómo José Sirgado (Eusebio Poncela), director de cine de treinta y pocos años, ha terminado su segunda película y se siente profundamente insatisfecho. Tal vez sea que sus relaciones con el cine no tengan nada que ver con lo que él había imaginado. Tal vez la heroína ha dejado una huella más profunda de lo previsto. Tal vez su ruptura con Ana (Cecilia Roth), protagonista de su primera película, ocurrida inmediatamente antes del rodaje que acaba de finalizar, sea un boomerang. Sin duda lo es. Al volver a casa, ambas, Ana y la heroína, le aguardan como si nada hubiera ocurrido. José, francamente alterado, no tarda en caer en la tentación.

Un misterioso paquete parece acudir en su ayuda. Lo envía Pedro (Will More), un adulto-infante al que José apenas prestó atención en su día, pero que ahora resurge como la única respuesta posible al angustioso SOS de José. La extraña trayectoria vital de Pedro, reflejada en la película y la grabación que integra el paquete, arrastrarán a José a un punto límite. Ana, el sexo, el cine, las drogas... quedarán atrás en este arriesgado salto al vacío para el que José tal vez no esté debidamente preparado. Tres personajes, dos apasionados masculinos, José Sirgado y Pedro, y uno impertinente femenino. Equipado con una super-8, Pedro filma escenas de la vida cotidiana mostrando así una clara obsesión por captar la realidad; de alguna manera, una obsesión por el cine.

La primera versión de la película dura dos horas y media, pero pensando que con esa extensión es difícil estrenarla, se poda en un nuevo montaje hasta dejarla en 115 minutos. Se intenta estrenar en Madrid a final de 1979 y primeros meses de 1980 sin ningún éxito. Los distribuidores no la entienden y no hay exhibidor que la quiera proyectar. Para colmo se presenta a la selección del Festival de Cannes y los responsables del certamen la rechazan.

Finalmente, 'Arrebato' se logra estrenar en Madrid en junio de 1980 sin el menor éxito. Pero sus imágenes fascinan y comienza un recorrido por festivales independientes de todo el mundo. En el Festival de Cine Fantástico de Oporto (Fantasporto) logra el Premio de la Crítica, el Premio Mejor Actor (Eusebio Poncela) y el Premio Mejor Guion. Se alaba su transgresión, la vampirización por el cine y sus inquietantes imágenes. Pronto se convierte en una película de culto que ha conocido diferentes reposiciones siempre con mucho más éxito que en el momento de su estreno.