Jeff Bridges: «A los 68 años me llegan los mejores papeles»

Jeff Bridges en 'Malos tiempos en El Royale'/
Jeff Bridges en 'Malos tiempos en El Royale'

El actor interpreta a un sacerdote muy particular en 'Malos tiempos en El Royale'

MARÍA ESTÉVEZ

El Royale es un hotel de carretera en la frontera entre Nevada y California. Allí pasan la noche en la que Richard Nixon jura su cargo como presidente de Estados Unidos siete personas muy particulares. Una de ellas es el padre Daniel Flynn, interpretado por Jeff Bridges (Los Ángeles, 1949). Dakota Johnson, Jon Hamm Lewis Pullman y Chris Hemsworth acompañan a Bridges en 'Malos tiempos en El Royale', película de Drew Goddard que se estrena este fin de semana

-El Royale está en la frontera entre Nevada y California. ¿En qué lado dormiría usted?

-Soy californiano, creo que, por cambiar, dormiría en Nevada. Aunque iría a divertirme a California, porque prefiero cantar a jugar.

-Usted sigue cantando de bar en bar con su grupo de música. ¿Ha tenido alguna experiencia traumática en un hotel?

-Suelo dormir en hoteles de carretera algo mejores que El Royale (bromea). He tenido varias experiencias curiosas. Recuerdo un rodaje en México donde tuvimos problemas de transporte y nos mandaron a un hotel que me despertó muchas dudas. En el bar tuve un problema por tomar demasiados tequilas y acabé peleándome con un tipo. Afortunadamente, los moratones se borraron al día siguiente con una capa de maquillaje.

-¿Recuerda el primer hotel en el que estuvo?

- Sí. En el Deetjen's Big Sur Inn. Tenía 16 años y acababa de sacarme mi carné de conducir. Me fui con mi coche por la Pacific High Coast desde Santa Mónica hasta Big Sur (cerca de la frontera con México). Me quedé en un motel pequeño y divertido en mitad del bosque, muy hippy, muy cómodo. Deetjens es la esencia de Big Sur.

 -Usted representa al tipo relajado y duro de California. De nuevo lo interpreta en 'Malos tiempos en El Royale'

 -Mi mujer, Susan, te diría que no. Esta es la típica película que a mí me gusta. Por eso he querido interpretarla. El director me parece un tipo sensacional y disfruto trabajando con un gran elenco. Eso fue lo que me llevó a interpretar el proyecto. Es una cinta refrescante y distinta. Un proyecto que me emocionó porque me permitió sentirme libre dentro del personaje. Drew Goddard, el realizador, escribió el guin y es realmente brillante. Ha sido una gran experiencia.

 -¿En quién se inspira para interpretar el personaje?

 -En un sacerdote maravilloso que me acompañó en mis años como reservista en la costa de California. Es un tipo al que guardo muy cerca de mi corazón.

 -Este año se cumplen veinte años de su papel como 'El Nota' en 'El gran Lebowski'. ¿Qué significa esa película para usted?

- Podría hablar horas de esa película. Para empezar, debo agradecer mi personaje a los directores, los hermanos Coen. Son maestros extraordinarios de su oficio y maravillosos cineastas, por lo que trabajar con ellos y con el equipo que reunieron fue fantástico. El equipo de producción no solo estaba compuesto por los actores, sino por todos los que colaboraron de una forma u otra en la realización del filme. Lo pasé de maravilla, y me decepcioné un poco cuando salió y el publico no respondió de inmediato a la película. Fue un proceso retardado, se convirtió en filme de culto con el tiempo. Durante varios meses voló por debajo del radar y luego, cuando llegó a Europa, golpeó con fuerza. Son las cosas que a veces me sorprenden de mi país.

 -¿Por qué eligió la interpretación si le gusta tanto ser músico?

 -Mi padre (Lloyd Bridges) nos animaba a mi hermano y a mí a actuar. Yo me rebelaba contra él tocando música, sin embargo, cuando me di cuenta de que iba a hacer más dinero interpretando, no dudé en dejar a un lado otras pasiones.

 -¿La edad es un obstáculo en su carrera?

 -Ahora, a los 68 años, me ofrecen mejores personajes. Hay historias que uno solo puede representar cuando llega a esta edad y, la verdad, me parecen más interesantes.

-¿Volverá a trabajar con su hermano Beau?

 -Estamos interesados en ello. Los dos sabemos que es difícil superar 'Los fabulosos Baker Boys', pero lo intentamos. Ahora bien, nos negamos a hacer lo que nos ofrecen porque estamos hartos de las típicas historias, no queremos interpretar otra vez lo mismo.

-¿Cuál es su rutina diaria?

-Estoy entusiasmado decorando mi casa, porque acabo de mudarme con mi mujer a una casa nueva. Teníamos una casa donde íbamos a vivir por el resto de nuestras vidas, pero un incendio nos arruinó la fiesta. Ya sabes de los incendios de California. El fuego destruyó gran parte de nuestro vecindario y borró nuestra casa. Fuimos rescatados por un helicóptero. Ahora nos hemos reubicado en un lugar muy bonito con vista al océano en Santa Bárbara y ahí es donde estoy ahora.

 

Fotos

Vídeos