Iconos femeninos

Gong Li: la exquisita belleza oriental

Gong Li, en el Festival de Cannes de 2012./
Gong Li, en el Festival de Cannes de 2012.

Musa de Zhang Yimou y primera actriz en desnudarse en la China comunista, Gong Li es una estrella global que deslumbra en todos sus papeles, ya sea como campesina o como glamurosa cortesana

Boquerini .
BOQUERINI .

La actriz china más internacional, poseedora de una belleza y dulzura deslumbrante, Gong Li fue musa de la llamada Quinta Generación de cineastas chinos, los surgidos tras la Revolución Cultural, y en especial Zhang Yimou, que además fue su pareja durante algunos años.

Gong Li nació el 31 de diciembre de 1965 en Shenyang (China), creciendo en Jinam, la capital de la provincia de Shandong. Es hija de un economista y profesor y de una maestra y la menor de cinco hermanos varones. Desde muy joven quiso dedicarse al mundo del espectáculo, y en la escuela destacó en el canto y la danza, hasta el punto de llegar a excluir otras materias. La pequeña Li siempre quiso ser intérprete musical pero le cerraron las puertas de la Escuela de Canto.

Finalmente fue aceptada en la Escuela Central de Arte Dramático de Pekín en 1985, donde se graduó en 1989. Era aún estudiante en la escuela cuando el director Zhang Yimou la escogió en 1987 para el papel protagonista en su primera película como director, 'Sorgo rojo', con la que obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín.

Desde entonces, Gong Li es una de las actrices con más éxito en la historia de China, con una fama que ha trascendido las fronteras del país asiático. Gong Li y Yimou iniciaron juntos una provechosa relación sentimental y profesional que les llevaría a rodar siete títulos más: 'La linterna roja', 'Qui Ju, una mujer china', 'Do Jou', '¡Vivir!', 'Quin yong', y 'La joya de Shangai', esta última cuando ya se habían separado como pareja. A lo largo de su colaboración, se generó un escándalo debido a que eran amantes, a pesar de que Zhang estaba casado. Rompieron en 1995, y Gong Li se casó con un magnate del tabaco de Singapur llamado Ooi Hoe Soeng al año siguiente.

La irrupción de Gong Li en Occidente, sobre todo en festivales, causó un enorme impacto en el público. Su sensibilidad y dulzura cautivaron a todo el mundo. Como anécdota cabe reseñar que en su primera aparición en Cannes, un productor español especializado en 'cine de destape', la quiso contratar a toda costa para una de sus películas. Afortunadamente, Li no respondió a aquella oferta.

En la multitudinaria conferencia de prensa de 'La joya de Shanghai' en el Festival de Cannes, con Yimou sentado junto a Gong Li (ya llevaban un año separados), cuando a la actriz se le pregunta por su trabajo con el director una vez que han roto la relación, Gong Li no pudo evitar derramar una lágrima que recorrió su mejilla. Aquella lágrima ante cientos de fotógrafos y cámaras de televisión, dio la vuelta al mundo. En 2007, once años después de su anterior filme, Gong Li y Zhang Yimou hacen su última colaboración con 'La maldición de la flor dorada'.

Gong Li fue la actriz que hizo el primer desnudo en el cine de la China comunista. Es la anécdota de una carrera imparable repleta de protagonistas, como los trabajados junto a Chen Kaige en 'Adiós a mi concubina', 'Luna tentadora' y 'El emperador y el asesino', y la participación casi estelar en '2046', de Wong Kar-wai.

En 1997 Gong Li da el salto al cine internacional con 'La caja china', junto a Jeremy Irons, bajo dirección de Wang Wayne. Desde entonces combina su trabajo en su país con producciones occidentales, en Japón, Estados Unidos y Europa, como 'Memorias de una geisha' en 2005, una producción de Steven Spielberg, que tuvo a Rob Marshall como director, y que levantó una fuerte polémica en Japón porque no aceptaban que una actriz china diese vida a un personaje tan característico de la cultura japonesa como una geisha. A comienzos de la década de los 90 colaboró también con el director Stephen Chow en las comedias 'God of Gamblers III: Back to Shanghai' (1991) y 'Flirting Scholar (1993)'.

Gong Li en 'La maldición de la flor dorada', 'La linterna roja' y 'Memorias de una geisha'.

Con el siglo XXI aumenta su participación en el cine americano: 'Corrupción en Miami', en 2006 o 'Hannibal: el origen del mal' en 2007. En 2010 Gong protagonizó la cinta de suspense 'Shanghai' interpretando a una espía que se hace pasar por la esposa de un jefe de la tríada (interpretado por Chow Yun-fat). Para prepararse para el papel recurrió a documentales y fotografías sobre la Segunda Guerra Mundial y tomó clases de baile tres veces por semana para asegurar una representación precisa del personaje. Durante una rueda de prensa para la película afirmó que se estaba volviendo más selectiva con los proyectos en idioma chino que se le ofrecían.

En 2014 fue elegida presidenta del jurado del Festival Internacional de Cine de Shanghai. Ese mismo año se reunió de nuevo con Zhang Yimou para rodar la película 'Regreso a casa', cuya historia se desarrolla durante el estallido de la Revolución cultural china. Esa película fue la primera colaboración entre Gong y Yimou desde 2006 y en ella interpreta a una mujer que espera la vuelta de su marido, un preso político durante la Revolución Cultural. Sin embargo, cuando años después él por fin vuelve al hogar, ella no le reconoce.

En 2016 interpretó su primer papel de acción en la cinta 'The Monkey King 2', interpretando a una guerrera mitológica. En 2017 se casa con el músico francés Jean-Michel Jarre. En 2018 es seleccionada en el reparto de la película dramática de Lou Ye 'Saturday Fiction', donde interpreta a una actriz que se mueve de manera encubierta como espía, recopilando inteligencia para los aliados. Ese mismo año forma parte del reparto de la nueva versión en imagen real de la popular película de Disney 'Mulan', que será estrenada en 2020.

Su trabajo ha sido reconocido con premios como los del Festival Internacional de Cine de Venecia y el del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York. Además de actuar, es una cantante excepcional, como demostró en 'La joya de Shanghai'. En junio de 1998 se le concedió por el gobierno francés la Orden de las Artes y las Letras.

Su experiencia en EE UU ha sido tan positiva que ha tenido que mejorar su inglés y actualmente vive allí con su marido, pero no por ello desatiende las ofertas que le llegan de China. Michael Mann, director de 'Corrupción en Miami' dijo de ella, que podría haber estado entre Al Pacino y Robert De Niro en 'Heat', aunque la actriz prefiere dar pasos cortos teniendo claro su próximo objetivo: abrirse camino en la industria del Viejo Continente.

Actualmente es modelo para la casa Chanel, a la que presta su imagen, junto a otras muchas actrices. Tanto como simple campesina o glamurosa cortesana, siempre impone su presencia en pantalla. En sus filmes, ha sabido ilustrar el papel reservado a la mujer tanto en la sociedad tradicional china como en la contemporánea

Este año la veremos en 'Ana', de Martin Campbell y en la citada 'Saturday Fiction', del chino Ye Lou. Para verla en 'Mulan' habrá que esperar todavía un año.