Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

Emma Suárez viaja de Euskadi a Grecia para encontrarse a sí misma

El director Miguel Ángel Jiménez y Emma Suárez, en el rodaje de 'Sumendia' en el Puente Colgante./Luis Ángel Gómez
El director Miguel Ángel Jiménez y Emma Suárez, en el rodaje de 'Sumendia' en el Puente Colgante. / Luis Ángel Gómez

La actriz concluye el rodaje de 'Sumendia', la historia de una mujer que, tras diagnosticarle cáncer, recobra las ganas de vivir en una isla griega

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

«¡Qué ilusión, por fin voy a conocer mi casa!». Emma Suárez estrena piso en Portugalete con una fastuosa terraza asomada al Puente Colgante. Por esos caprichos del cine, entra a vivir en la ficción el último día de rodaje de 'Sumendia' (Volcán), la película que Miguel Ángel Jiménez (Madrid, 1979) ha filmado durante seis semanas entre Grecia y Euskadi. A las siete y media de la mañana, las cámaras se afanaban en capturar el amanecer en el Abra. Emma Suárez, protagonista absoluta de este «drama luminoso» en definición de su director, da vida a María, una ordenanza en el Palacio Euskalduna que, tras recibir la noticia de que padece cáncer, emprende un viaje que le cambiará la vida.

La última jornada de un rodaje es siempre un momento especial, que insufla al equipo una mezcla de alivio y bajón. Han convivido intensamente durante muchos días y esta noche se dirán adiós tras la cena de celebración. A sus 54 años, Emma Suárez disfruta de un renacimiento de su carrera después de que Pedro Almodóvar la eligiera para protagonizar 'Julieta'. Además de 'Sumendia', tiene otras tres películas por estrenar, entre ellas '70 binladens', de Koldo Serra, que llegará a los cines el 25 de enero. En poco tiempo le ha tocado rodar dos veces en Bilbao, donde trabajó por primera vez en 1983, «justo en las inundaciones», recuerda. Tenía 18 años y función en el Arriaga de 'El cementerio de los pájaros', de Antonio Gala, junto a Irene Gutiérrez Caba y Encarna Paso.

«'Sumendia' es la historia de un viaje humano introspectivo, el que emprende María hacia el reconocimiento de su propia identidad», cuenta la actriz. Miguel Ángel Jiménez ha elegido mostrarla siempre encerrada en el primer tramo de la cinta, como una metáfora visual de su ensimismamiento. Así, la vemos en el interior del funicular de Artxanda, en la barquilla del Puente Colgante y en las bambalinas del Palacio Euskalduna, desde donde escucha la música que adora. Un diagnóstico médico la llevará a aceptar la oferta de viaje de unas amigas a una isla volcánica en el Egeo. Allí se saldrá del grupo y encontrará el amor en un griego (Akilas Karazisis). «Se atreverá por primera vez a tomar decisiones. Conseguirá dignidad y aventura», apunta Jiménez, director y guionista.

Barro hirviente

El autor de 'Ori' y 'Chaika' ya sabe lo que es rodar en el otro confín del mundo. Tras Georgia y Kazajistán, esta vez se ha ido a la isla de Nísiros en el Dodecaneso, cerca ya de Turquía, a catorce horas en barco desde el Pireo. Cuatro pueblos con apenas 800 habitantes y un volcán activo en un paraíso que el turismo todavía no ha destrozado. Nada que ver con Mikonos y similares. Emma Suárez saca del bolso un mapa de la isla y muestra en su iPhone un vídeo del cráter con el barro hirviente y las fumarolas. «Es un lugar muy especial. Yo he rodado en muchos sitios, pero Nísiros se ha convertido en un tesoro, forma parte de mí. La isla es un ser vivo, con una energía muy particular que te hace tomar conciencia de cosas, como si nos hablase. No es casualidad que hayamos ido allí a rodar. Yo quiero volver».

'Sumendia', que tuvo como título de trabajo 'María y el volcán', se basará en el contraste entre las nubes grises de Bilbao y el sol del Egeo. Norte y sur. Las productoras vascas Kinoscopik y Gariza Films han tenido el apoyo de la griega Heretic en la isla, con un equipo técnico casi en su totalidad local. «Las coproducciones internacionales siempre son complicadas, pero nos hemos encontrado con profesionales honestos con mucha experiencia», alaba el director de producción Javi Arsuaga. En la cinta, que distribuirá Filmax y ha recibido un préstamo en su financiación de Eurimages, se escucha castellano, griego y euskera.

«No es 'Mamma mía' ni una película de enfermedades a lo Haneke. Desprende esperanza», adelanta el director, consciente de que el término 'cáncer' es veneno en la taquilla. Jiménez empezó a imaginar la historia en una visita a la isla. Antes de escribir una línea del guion, ya tenía en mente a Emma Suárez como protagonista. «Vivimos rodeados de estructuras y no somos conscientes de la transformación de la naturaleza y de cómo nos afecta, de que formamos parte del entorno», reflexiona la actriz. «'Sumendia' para mí ha sido determinante a nivel humano. Me siento feliz de haber formado parte de esta aventura».

Contenido Patrocinado

Fotos