Eduard Fernández y su hija Greta protagonizan 'La hija de un ladrón'

Eduard Fernández y Greta Fernández, en una escena./
Eduard Fernández y Greta Fernández, en una escena.

Belén Funes da el salto al largometraje con un drama sobre las relaciones familiares, centrado en la historia de una joven que sueña con tener una familia y que se encuentra con un único impedimento para lograrlo: su padre

Boquerini .
BOQUERINI .

Belén Funes, realizadora de los cortometrajes 'La inútil' y 'Sara a la fuga' y curtida en producciones de Isaki Lacuesta, Mar Coll, Fernando González Molina, Paco Plaza, Jaume Balagueró e Isabel Coixet, entre otros, en las que ha desempeñado el papel de ayudante de dirección y script, da el salto al largometraje con un drama sobre las relaciones familiares, centrado en la historia de una joven que sueña con tener una familia y que se encuentra con un único impedimento para lograrlo: su padre. El filme titulado 'La hija de un ladrón', lo protagonizan Eduard Fernández y su hija Greta Fernández junto a Álex Monner, Frank Feys y Borja Espinosa.

La película, cuyo rodaje ha finalizado esta semana, cuenta la historia de Sara, de 23 años, que quiere recomponer su pequeña familia: intentará convencer a Dani, el padre de su bebé, para que vuelva con ella, y pedirá la custodia de su hermano pequeño Martín. Sara lucha para cambiar su vida y conseguir un futuro mejor para su bebé y su hermano, pero el problema que se encontrará será tan grande como la crisis económica que sufre ella y su entorno, su padre, Manuel, ha sido un hombre ausente durante años, pero ahora ha decidido regresar. Sara retoma la relación con él, pero sabe que sigue siendo un egoísta. Por fin toma una decisión: tiene que echarlo de su vida.

Esta ópera prima de Belén de Funes es deudora de su cortometraje 'Sara a la fuga', que logró la Biznaga a mejor cortometraje en el Festival de Cine en Español de Málaga y que narraba la tensa espera de una rebelde adolescente, recluida en un centro de acogida, mientras aguarda la visita de un padre poco menos que desaparecido. 'La hija de un ladrón' recoge ahora a aquella adolescente rebelde, ahora con pocos años más, todo ello dentro de un contexto que muestra la España actual para reflexionar sobre la familia y de un daño que puede ser irreparable que algunos padres llegan a ejercen sobre sus hijos, todo ello incidiendo en temas de los que casi nunca se habla huyendo de cualquier moraleja o panfleto social. «El personaje es el mismo, o al menos tiene el mismo nombre y apellido. Aunque no lo interpreta la misma actriz, porque aquella, Dunia Mourad no es actriz, y tampoco sabe si va querer seguir actuando», ha dicho Belén Funes, reconociendo que Greta Fernández, ya con algunas películas y obras de teatro tras de sí, fue elegida tras un casting. La elección de Eduard como padre vino solo. Al principio del rodaje era la primera vez que padre e hija trabajaban juntos, aunque ahora se les ha adelantado un anuncio de cerveza.

El personaje del padre es el de un hombre egoísta e intermitente que de repente ha decidido volver. La soledad a la que su hija se vio sometida durante la infancia y la adolescencia han hecho de ella una mujer fuerte y decidida que vive deseando el amor de un padre, que inevitablemente volverá a desaparecer. En palabras de la directora, «Sara pelea contra el poder de la sangre. Pelea para que quién le dio la vida ahora no se la quite de nuevo. La idea de una maternidad alejada de los estándares de la felicidad, de la publicidad de Nenuco, me interesa».

El guion está firmado por Belén Funes y Marçal Cebrián y como productor figura, el otras veces director, Antonio Chavarrías, responsable de películas como 'Dictado' o 'El elegido'. Este guión formó parte del TIFF Talent Lab (Laboratorio de creadores del Festival Internacional de Toronto), que le dio el empujón definitivo para ponerse en marcha. El filme, que ahora inicia su postproducción, se ha rodado entre Barcelona y Tarrasa durante seis semanas.

Temas

Cine
 

Fotos

Vídeos