Disney resucita el legado de 'Hakuna matata'

Mufasa, rey león y señor de Pride Rock, aspira a que su hijo Simba herede el reino.

La nueva versión de 'El rey león' reemplaza los dibujos originales por animales hiperrealistas creados digitalmente

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

En 1994, Disney cambió de tercio conceptual y estético tras inaugurar una nueva era en la animación con 'La sirenita' y 'Aladdin'. Las críticas a 'El rey león', una tragedia isabelina acusada de pomposidad y tremendismo –e incluso de homofobia y racismo–, no impidieron que fuera el gran taquillazo de las navidades. La música de Hans Zimmer y las pegadizas canciones de Elton John y Tim Rice también convirtieron en un éxito de ventas la banda sonora de un filme ganador de dos Oscar: mejor música y canción ('Can you feel the love tonight').

Entrevista con Jon Favreau:

Jeremy Irons (Scar), James Earl Jones (Mufasa) y Whoopi Goldberg (Shenzy), entre otros, formaron la nómina de dobladores que nos perdimos en la versión en castellano. 'El rey león' fue la primera película de Disney que mostraba la muerte de un personaje protagonista (la madre de Bambi moría en off). El tono dramático, como si Shakespeare viajara a la sabana africana, se imponía en una cinta que combinaba animación tradicional y digital, en la que los desahogos cómicos procedían de personajes secundarios como el jabalí Pumba y el suricato Timón.

Convertida en una factoría de entretenimiento cuya ambición no tiene límites, Disney sigue haciendo caja con sus clásicos. Ahora llega el remake de 'El rey león' por obra del director Jon Favreau, que con 'Iron Man' (2008) sentó las bases del universo Marvel y con 'El libro de la selva' (2016) demostró que el público seguía pagando la entrada para ver la misma película.

Rafiki, el sabio babuino de 'El rey león'.
Rafiki, el sabio babuino de 'El rey león'.

Este nuevo rey león no copia plano a plano el original, que a su vez inspiraría uno de los musicales teatrales más taquilleros de la historia, pero sí sus escenas más icónicas. Favreau cuenta la misma historia de Mufasa y su heredero Simba, enfrentados al malvado Scar. Pero lo hace con una técnica hiperrealista de animación digital que logra que los animales parezcan protagonistas de un documental o, en el peor de los casos, marionetas. La cantante Beyoncé es el fichaje estrella de un reparto de voces en el que solo repite James Earl Jones.

«Creo que 'El rey león' es la mejor película de animación de la historia», sostiene el guionista de esta nueva versión, Jeff Nathanson, que copa 1.229 pantallas en 463 cines españoles. «Jon Favreau y yo tuvimos claro el amor por el original y lo importante que era mantener su espíritu». El director también era consciente de que manejaba un material muy delicado. «No solo se trataba de recordar 'El rey león', sino de recordar la impresión que te dejó cuando la viste por primera vez con siete años o cuando le compraste el DVDa tu hijo y la viste con él».

Algunos críticos estadounidenses no han compartido el entusiasmo del realizador y han visto una mera operación comercial en el trasvase a 'imagen real' del clásico de dibujos. «Este clon digital zombificado de la película original es el equivalente de Disney a 'Psicosis' de Gus Van Sant'», lamenta 'Indiewire', que solo ve «avaricia» en un gigante empresarial al que no le importa saquear su legado para seguir obteniendo beneficios millonarios.