Antoine Doinel, el alter ego de François Truffaut

Repasamos las cinco películas que protagonizó Jean-Pierre Léaud en la piel de un personaje al que el cineasta moldeó a su imagen y semejanza

Un fotograma de 'Los 400 golpes'./
Un fotograma de 'Los 400 golpes'.
Boquerini .
BOQUERINI .

No hay otro caso en la historia del cine en que un director haya cogido a un actor siendo niño y le haya seguido con el mismo personaje hasta ya muy adulto. Esto hizo François Truffaut, que en su primera película, 'Los cuatrocientos golpes' dio su primera gran oportunidad ante la cámara a Jean-Pierre Léaud en 1959 y le siguió hasta 1978, con 'El amor en fuga', interpretando siempre el mismo personaje, Antoine Doinel, en cinco inolvidables películas.

A Léaud se le considera como el alter ego de Truffaut, pero también lo es el personaje que más veces ha interpretado, un Antoine Doinel que Truffaut moldeó a su imagen y semejanza. Por supuesto que Léaud hizo más películas a las órdenes de Truffaut ('Las dos inglesas y el amor', 'La noche americana'…) y el propio cineasta fue también actor en películas propias ('El pequeño salvaje', 'La noche americana', 'La habitación verde') o ajenas, como 'Encuentros en la Tercera Fase', de Steven Spielberg. Este año se conmemoran los 50 años del estreno de 'Besos robados', película clave del trío Truffaut-Léaud-Doinel, un motivo más que suficiente para repasar esas cinco películas.

François Truffaut (París, 6 de febrero de 1932 - Neuilly-sur-Seine, 21 de octubre de 1984) es un lector apasionado desde niño y como el Doinel de 'Los 400 golpes', también se pasa la vida en el cine, a veces durante las horas en las que debería estar en clase. Desde 1946, una vez deja sus estudios, sobrevive con pequeños trabajos, funda un cineclub en 1947 y algunos hurtos hacen que sea enviado a un correccional. Gracias al crítico de cine André Bazin, Truffaut empieza a trabajar en 'Travail et Culture'. Escribe sus primeros artículos desde 1950. Le llaman para cumplir el servicio militar y se le envía a Alemania, pero deserta y pasa por la prisión militar. Truffaut publica críticas en 'Cahiers du cinéma' a partir de 1953, mostrándose muy crítico con el cine francés de la época y un apasionado de los grandes maestros del cine americano. En el año 1954 dirige su primer cortometraje. En 1956 es ayudante de dirección de Roberto Rossellini. En 1958, rueda 'Los 400 golpes', que tendrá un éxito espectacular, y servirá de carta de presentación al mundo del movimiento de la nouvelle vague, que lidera junto a Claude Chabrol, Eric Rohmer o Jean-Luc Godard.

Lector apasionado, Truffaut pondrá en películas muchas novelas: policiales estadounidenses ('La novia vestida de negro' y 'La sirena del Mississippi' de William Irish, 'Vivamente el domingo', de Charles Williams, 'Disparad sobre el pianista' de David Goodis y 'Una chica tan decente como yo' de Henry Farrell) ; satírico-costumbristas, de Henri-Pierre Roché 'Jules y Jim' y 'Las dos inglesas y el amor'; 'La habitación verde' basada en el espíritu de algunos de los relatos de fantasmas de Henry James; o la novela de ciencia-ficción 'Fahrenheit 451' de Ray Bradbury.

La historia de Jean-Pierre Léaud

Jean-Pierre Léaud nació en París el 5 de mayo de 1944. Su filmografía está profundamente ligada a la de Truffaut. Con 13 años se hace enormemente popular como el chaval de 'Los cuatrocientos golpes'. Desde entonces ha trabajado con grandes cineastas franceses y europeos.

Con Jean-Luc Godard, Léud ha trabajado en 'Masculin Féminin' (1966); 'Made in USA' (1967); 'La chinoise' (1967); y 'Week-end' (1967). Fue ayudante de Truffaut y Godard en diversas producciones y Bernanardo Bertolucci le eligió para interpretar al director de cine, novio de María Schneider, en 'El último tango en París'. En un texto titulado 'Jean-Pierre Léaud: un comediante alucinado', redactado para un homenaje a este actor celebrado en 1984, y recogido posteriormente en el libro 'Le plaisir des yeux', François Truffaut trazó un retrato de Léaud, en el que afirmaba: «Jean-Pierre Léaud es un actor antidocumental, incluso cuando saluda nos deslizamos en la ficción, por no decir en la ciencia-ficción».

Cinco largometrajes de vivencias propias

Cinco largometrajes (o cuatro y un episodio de un quinto) han retratado los momentos más significativos de la vida de Antoine Doinel, en los que Truffaut volcó muchas vivencias propias.

1
(1959)

Los 400 golpes

Junto a Léaud intervienen Claire Maurier, Albert Rémy, Guy Decomble o Georges Flamant. Primer largometraje de François Truffaut, punta de lanza de la nouvelle vague, que abrió de par en par las ventanas del entonces anquilosado cine francés para que se renovase con el aire de la calle. La película, una sensible y hermosa mirada a la infancia, marca a la vez el inicio de la colaboración entre Truffaut y Jean-Pierre Léaud: Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud) es un muchacho de 12 años que vive en París como un solitario en su propia casa. Sus padres tienen problemas conyugales sin resolver. El niño nació sin ser deseado y respira esta hostilidad constantemente, debiendo encajar, uno tras otro, los golpes que la vida le va dando, sintiéndose cada vez más incomprendido y desgraciado. En cierta ocasión que debe hacer unos deberes escolares, no los termina, circunstancia que el profesor aprovecha para expulsarle de clase durante una semana. Es entonces cuando Antoine se plantea lograr una de sus mayores ilusiones: ver el mar, que no conoce. Para conseguirlo, junto a un amigo, proyecta cometer un hurto en la empresa donde trabaja su padre y escapar después hacia la costa, y así lo hacen. Tras una serie de interrogatorios policiales y psiquiátricos, Antoine es internado en un correccional.

2
(1962)

El amor a los 20 años

'El amor a los 20 años'.
'El amor a los 20 años'.

Película de episodios en la que además de Truffaut intervienen Shintarô Ishihara, Marcel Ophüls, Renzo Rossellini y Andrzej Wajda. El episodio de Truffaut se titula 'Antoine y Colette'. Antoine Doinel (Jean Pierre Léaud) es aquí un joven adolescente que vive solo en Clichy. Tiene 17 años y trabaja en una fábrica de discos, a la vez que es miembro de las Juventudes Musicales, lo que le permite asistir a conciertos. En uno de ellos conoce a una chica, Colette (Marie-France Pisier), de la que cae enamorado. La sigue, la escribe, la llama por teléfono, la invita al cine y acaba por instalarse enfrente de la casa en la que ella vive con sus padres. Pero para Colette, Antoine no es más que un amigo al que un día invita a cenar a su casa con sus padres.

3
(1968)

Besos robados

Junto a Léaud intervienen Claude Jade, Daniel Ceccaldi, Claire Duhamel y Delphine Seyrig. Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud) acaba de licenciarse del ejército. El primer día como civil va a visitar a su exnovia Christine (Claude Jade), para comprobar si sigue o no enamorado de ella, pero no la encuentra. El siguiente problema a resolver es el económico. Encuentra un trabajo en un hotel como portero de noche. Un detective privado se aprovecha de su inexperiencia para hacerle abrir la puerta de una habitación y pillar in fraganti a la esposa de un cliente suyo. Se arma un gran escándalo y como consecuencia Antoine pierde el empleo. El detective se compadece del muchacho y le coloca en su agencia de detectives, enseñándole todos los trucos de la profesión. Aquí comenzaran sus problemas con las mujeres. La ligereza, teñida de una leve nostalgia y con un cierto desencanto vital, son algunas destacadas cualidades de esta obra maestra de François Truffaut.

4
(1970)

Domicilio conyugal

Junto a Léaud intervienen Claude Jade, Hiroko Berghauer y Barbara Laage. Con fotografía del español Néstor Almendros, Truffaut presenta a Doinel casado con Christine (Claude Jade), la chica que cortejaba en 'Besos robados'. Su mujer da clases de violín y Jean-Pierre llega, por una serie de equívocos, a una empresa americana en donde se encarga de hacer maniobrar la maqueta de un petrolero en un canal de Suez en miniatura. Christine y Antoine tienen un hijo, lo que le hace exclamar al padre. Un día mientras hace maniobrar a un grupo de minúsculos barcos en la maqueta de que controla en su empresa, ante un grupo de clientes, una joven japonesa deja caer voluntariamente su pulsera, para que Antoine se la recoja. Es el comienzo de un idilio que pronto se transforma en una relación más profunda. Doinel va de su esposa a su amante, causando la infelicidad de las dos mujeres y la de él mismo.

5
(1978)

El amor en fuga

En el reparto, junto a Léaud, Claude Jade, Marie-France Pisier o Daniel Mesguich. Truffaut despide aquí al personaje. Mediante flashback Truffaut recuerda momentos de Doinel recogidos en sus anteriores filmes. La acción tiene lugar nueve años después de 'Domicilio conyugal', donde habíamos dejado al personaje convertido en padre y compartiendo mujer y amante. La película es una especie de filme-mosaico que permite al personaje volver a encontrarse con todas las mujeres que han significado algo a lo largo de su vida: tras cinco años de vida de matrimonio y con un hijo, Antoine Doinel, que ya tiene 30 años, y Christine (Claude Jade) se divorcian. Antoine trabaja ahora como corrector en una imprenta y está enamorado de Sabine (Dorothée), vendedora en una librería. Su caso constituye el primero de la nueva legislación que permite el divorcio de común acuerdo, por lo que a la salida del tribunal se ven asediados por periodistas. Antoine recordará su pasado cuando, en una estación de tren, se encuentre con su primera novia Colette Tazzi (Marie-France Pisier), la joven que trabajaba en las Juventudes Musicales y que se ha convertido en una abogado. También irá encontrándose con el resto de mujeres que han pasado por su vida, comprendiendo que el amor exige sacrificio y compromiso.

Temas

Cine

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos