Amenábar descubre al Unamuno de Karra Elejalde

Alejandro Amenábar ha convertido a Karra Elejalde en Miguel de Unamuno en 'Mientras dure la guera'. VER EL TRÁILER.

Desvelado el tráiler del filme que cuenta los seis últimos meses de vida del filósofo bilbaíno y su célebre discurso en la Universidad de Salamanca | 'Mientras dure la guerra' llegará a los cines el 27 de septiembre

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

«Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha». Las palabras de Miguel de Unamuno el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca han pasado a la Historia. El enfrentamiento del entonces rector con Millán-Astray en la apertura del curso simbolizan la confrontación entre la razón y la fuerza bruta. Los gritos de «¡viva la muerte!» y «¡muera la inteligencia!» proferidos por el fundador de la Legión anticipaban la barbarie de la Guerra Civil. Destituido de su cargo y confinado en su domicilio, el filósofo bilbaíno murió dos meses más tarde.

La escena es uno de los platos fuertes de 'Mientras dure la guerra', el séptimo largometraje de Alejandro Amenábar, que ha desvelado su tráiler antes de su estreno el 27 de septiembre de la mano de Disney. Es la primera vez que Amenábar rueda en español desde 'Mar adentro', que en 2004 le brindó el Oscar de habla no inglesa. Karra Elejalde se mete en la piel de Unamuno, mientras Eduard Fernández da vida a José Millán-Astray. «Esta película es muy especial para mí al tratarse de la primera que ruedo en mi país después de mucho tiempo», asegura el director.

«Pero sobre todo es especial porque, además de contar algunos hechos históricos que muchos habrán olvidado y otros ni siquiera conocíamos, apela muy directamente a nuestro presente y a nuestra condición como ciudadanos que conviven, discuten y a veces, lamentablemente, se destruyen. Siento que la historia de Unamuno está hoy más viva que nunca, como si él siguiera dudando y hablándonos sobre cuestiones esenciales: quién o qué nos representa, de dónde venimos y, sobre todo, hacia dónde queremos dirigir esa enorme y compleja comunidad de vecinos llamada España», expresa el ganador de nueve Goyas.

La cinta, que tiene todos los boletos para presentarse en el Festival de San Sebastián, que se celebra en las fechas de su estreno, cuenta con un presupuesto de más de seis millones de euros y la producción de Fernando Bovaira y su compañía MOD, con la que Amenábar ha rodado sus últimas películas. También produce Movistar Plus, que salta así de las series al cine.

'Mientras dure la guerra' arranca con el golpe de estado de Franco el 18 de julio y concluye con la muerte de Unamuno el 31 de diciembre de 1936. Toledo, Salamanca, Chinchón (Madrid) y diversas localizaciones de Bizkaia acogieron el rodaje. Amenábar ha coescrito el guion con el escritor Alejandro Hernández, autor de moda en el cine español gracias a las adaptaciones de 'Caníbal', 'El autor' y otra película que reconstruía un momento clave de nuestra historia: '1898. Los últimos de Filipinas'. Los hispanistas franceses Colette y Jean-Claude Rabaté, autores del libro biográfico 'En el torbellino. Unamuno y la Guerra Civil', han participado como asesores.

Eduard Fernández como Millán-Astray, Karra Elejalde en la piel de Unamuno en su célebre discurso en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca y póster del filme.

Una bandera española caída aparece en el póster del filme, que, como anteriores obras de Amenábar, cuenta con una banda sonora compuesta por el propio cineasta. La sinopsis oficial reza: «España. Verano de 1936. El célebre escritor Miguel de Unamuno decide apoyar públicamente la rebelión militar que promete traer orden a la convulsa situación del país. Inmediatamente es destituido por el gobierno republicano como rector de la Universidad de Salamanca».

«Mientras tanto, el general Franco consigue sumar sus tropas al frente sublevado e inicia una exitosa campaña con la secreta esperanza de hacerse con el mando único de la guerra. La deriva sangrienta del conflicto y el encarcelamiento de algunos de sus compañeros hacen que Unamuno empiece a cuestionar su postura inicial y a sopesar sus principios. Cuando Franco traslada su cuartel a Salamanca y es nombrado Jefe del Estado de la zona nacional, Unamuno acudirá a su encuentro, decidido a hacerle una petición de clemencia».

«El valor no solo se demuestra en combate», afirma Unamuno en el tráiler de la cinta, en el que también se escuchan los gritos tristemente célebres de «¡viva la muerte!». «O sea, muera la vida», reflexiona el filósofo destacando la paradoja. «Vencer no es convencer. Para convencer hay que persuadir, todos somos españoles», pronuncia el escritor en su discurso en Salamanca que ha pasado a la historia.