Alice Waddington: «Mi inspiración ha sido una madre luchadora»

La directora bilbaína Alice Waddington./Getty
La directora bilbaína Alice Waddington. / Getty

La directora bilbaína es la única española presente este año en el Festival de Sundance con 'Paradise Hills', «una fábula de ciencia ficción dedicada a las mujeres»

MARÍA ESTEVEPark City

La directora Alice Waddington, la única representación de nuestro país en el Festival de Sundance, debuta con su primer largometraje, 'Paradise Hills', en la sección Next del certamen creado por Robert Redford. Un filme que supone su espaldarazo definitivo en la industria tras el éxito de su corto 'Disco Inferno'. Arropada por un elenco de lujo, Waddington llenó de mujeres The Library, el teatro donde se estrenó la película.

Milla Jovovich, Danielle MacDonald, Emma Roberts, Awakwafina y Eiza González son actrices jóvenes con una proyección enorme en Hollywood, que eligieron ponerse a las ordenes de Waddington en su opera prima. Conversamos con esta bilbaína de 29 años, en exclusiva en un hotel de Park City. Lo cierto es que la experiencia para ella está siendo bastante surrealista. «Voy de un lado a otro. Me siento una privilegiada porque estoy conociendo a gente a quien admiro. Pero no voy a negar que he tenido que hacer muchos sacrificios para llegar hasta aquí».

Con el guion escrito mano a mano entre Nacho Vigalondo y ella, Paradise Hills es un relato feminista en clave de ciencia ficción que la realizadora ha estado rumiando durante años. Un mundo distopico marcado por los colores brillantes, los corsés y las castas sociales. Con la finalidad de dedicar este filme a las mujeres jóvenes, Waddingtin reconoce que este alegato feminista está marcado por la influencia de su madre, aunque su amor por los comics japoneses y la animación fueron sus primeros pasos hacia la dirección. Con el objetivo de seguir escalando posiciones y, tal vez, llegar a Hollywood para quedarse, Alice reconoce que para triunfar hay que ser tenaz. «No hay que rendirse. Hay que pelear por las ideas y guiarte por el instinto. Yo quiero inspirar a las chicas jóvenes porque a ellas está dedicada esta película».

- ¿Cómo describiría su película?

- Un filme de ciencia ficción que se desarrolla en una institución localizada en una isla del Mediterráneo en mitad del océano. Allí envían las familias privilegiadas a sus hijas a educarlas para que se conviertan en una mejor versión de si mismas. Sin embargo, las chicas se encuentran marginalizadas y rehúsan adaptarse a las expectativas sociales. Cada una recibe un tratamiento especializado destinado a someterlas física y emocionalmente. La transformación está garantizada, aunque la institución esconde bastantes secretos detrás de su belleza. Mi meta principal era contar un relato de ciencia ficción dedicado a las mujeres. Una fabula, un cuento de hadas desde la perspectiva femenina.

- ¿Considera que es una película feminista?

- Creo que el feminismo es una cuestión básica porque es la igualdad entre hombres y mujeres, creo que cualquier película que se salga de ese canon se está quedando atrás en la historia.

- Sundance la recibe con los brazos abiertos, es la única española con un largometraje.

- Es un momento histórico en el cine español siendo la segunda mujer que viene a Sundance a presentar su película. Es un honor, sobre todo este año que hay tantas mujeres directoras presentando sus películas en el certamen. Es realmente fascinante. Me hace mucha ilusión estar en este contexto y me hace mucha ilusión ser parte de este momento. Estoy muy orgullosa de estar en el Festival de Sundance, creo que Isabel Coixet y yo somos las únicas directoras de España que hemos tenido la oportunidad de presentar aquí su película.

- ¿Se identifica con los personajes?

- Sí. Especialmente con Uma. Este filme ha estado en mi cabeza desde mi adolescencia. Siempre he querido crear un mundo de fantasía donde las protagonistas fueran todas mujeres. Cuando escribimos el tratamiento original, nuestro objetivo principal era contar un cuento sobre mujeres donde no se las objetivara ni sufrieran.

Una imagen de 'Paradise Hills'.
Una imagen de 'Paradise Hills'.

- El guion está coescrito con Nacho Vigalondo.

- Sí. Yo escribí el tratamiento con Sofía Cuenca, que es también la autora de 'Musarañas', producida por Alex de la Iglesia, pero Nacho y Daniel escribieron juntos, de la mano nuestra, todas esas experiencias femeninas que vemos en la película. A Nacho lo conozco desde hace seis años y siempre ha tenido mucha capacidad de cambiar elementos de la historia cuando le parecían que no eran auténticos con respecto a la experiencia de una mujer. Yo todo lo que veía o quería cambiar se lo comentaba y, la verdad, la estructura de la historia es fascinante porque va construyendo la intensidad. Típico de Nacho.

- ¿Cómo conseguió este elenco?

- El equipo de actrices es muy cercano a la idea que yo tenía antes de empezar a filmar. No hay más que verlas, son maravillosas. La realidad es que no podría estar más contenta de haber conseguido que quisieran trabajar conmigo.

- ¿Por qué se identifica con Uma, la protagonista?

- La heroína de 'Paradise Hills' es Uma, interpretada por Emma Roberts, supongo que soy como ella, aunque mis padres no son los mismos. Siempre me he identificado con la idea de romper moldes. Este filme representa un paso adelante dentro de un genero donde no suelen establecerse las mujeres directoras. Yo quiero hacer terror y ciencia ficción. En esta fabula están incluidos los temas que siempre me han fascinado; desde el manga de los 90 hasta las películas de genero de los años 60 o los dramas con vestuarios imposibles.

¿La cinta se rodó en Barcelona?

- Sí. La verdad es que a todas les encantó la ciudad. Tengo la suerte de contar con un elenco maravilloso. Todas ellas lo pasaron estupendamente rodando en Barcelona. Se convirtieron en una piña, una familia lejos de casa. Juntas iban a cenar o a visitar lugares emblemáticos como la Sagrada Familia. Su amistad fuera de cámara se vio reflejada también en la película.

- ¿Quién ha sido la mayor influencia en su carrera?

- Mi madre, que se llama Montserrat, es psicóloga y su lucha ha sido mi inspiración toda la vida. Sus padres tenían una casa en el campo y totalmente tuvo que hacerse a sí misma. Es una mujer que se ha hecho su propio camino.

- ¿Cuándo decidió convertirse en realizadora?

- Siempre he querido ser fotógrafo, de hecho empecé como asistente de un director de fotografía. Cuando conocí a Guillermo del Toro y sus agentes, quienes finalmente me presentaron a mis productores, Adrián Guerra y Núria Valls de Nostromo Pictures en España, mi vida cambió. Les estoy muy agradecida por todo su apoyo.

- ¿Es Sundance lo que esperaba?

- Es más de lo que esperaba. Estoy viviendo muchos momentos surrealistas, inolvidables porque no esperaba una recepción tan acogedora y tan intensa. Sundance es increíble, a mi me gustaría que la película tuviera recorrido por los festivales. Todavía no puedo decirte cuando la vamos a estrenar porque estamos negociando con los distribuidores.

 

Fotos

Vídeos