¡A la caza de Tío Sam!

Doug Jones y Sally Hawkings en 'La forma del agua'./Promocional
Doug Jones y Sally Hawkings en 'La forma del agua'. / Promocional

'La forma del agua' de Guillermo del Toro podría ser la sucesora de los fenómenos 'Moonlight' y 'La La Land'

EDUARDO R. PANEQUE

Venecia dictó sentencia e impulsó a Guillermo del Toro en la carrera que tendrá instalada la línea de meta en el Dolby Theatre el próximo 4 de marzo. En el mismo festival también se pudo ver, y premiar, 'Tres anuncios en las afueras de Ebbing' (Martin McDonagh) que, posteriormente, se haría con el premio del público en Toront, el mismo certamen donde se ensalzó la cinta de Martín Cuenta, 'El autor'. No es la precandidata de la Academia de Cine española, que seleccionó 'Verano 1993' pero también se le aventura una carrera de fondo. Con este cocktail al que también se le suma la ganadora estival, 'Dunkerke'(Chistopher Nolan), no preparamos para un otoño de estrenos con la etiqueta de 'favoritos', algunas de las cuales se podrán ver en el Festival de San Sebastián que arranca el viernes 22 de septiembre. Son los Premios Oscar 2018 que sí, ya están aquí.

En esa lucha, se lleve la estatuilla a casa o no e incluso (quizá) aunque se quedase desfondada a mitad de carrera, sería de necios no apostar apriorísticamente por la combinación Steven Spielberg-Tom Hanks-Meryl Streep-Gobierno de EEUU mitiendo sobre la guerra de Vietnam. De nombre, 'The Papers'. Sería algo así como ignorar que Gary Oldman pisa fuerte para hacer con el galardón en la categoría de 'mejor actor' por su interpretación de Winston Churchill en 'The darkest hour'. El general deberá competir con dos eminencias del siglo XIX, Thomas Edison y George Westinghouse, a saber, Benedict Cumberbatch y Michael Shannon ('The current war').

Si en la última edición 'lo afroamericano' fue 'ensalzado', este año se reavivarían las reivindicaciones de igualdad de género de la mano de la realizadora Kathryn Bigelow. Su 'Detroit', la historia de la tortura a jóvenes afroamericanos por parte de la policía de la ciudad en 1967, ha levantado enormes expectativas pendientes de materializarse en un puñado de premios. En el camino, la directora ha tenido que sobreponerse a las duras críticas por ser una mujer blanca la que cuente una historia-denuncia negra.

En esa misma lucha activa contra las diferencias entre hombres y mujeres en la meca del cine está otra favorita, en este caso en la categoría de 'mejor actriz', Jennifer Lawrence. La ya oscarizada está en lo nuevo de Darren Aronofsky ('Madre!') compartiendo protagonismo con Javier Bardem y -años después- Michelle Pfeiffer. Tendrá que vérselas con Laurie Metcalf ('Lady Bird'), Michelle Williams ('Todo el dinero en el mundo), Carey Mulligan ('Mundbound), Kate Winslet (en lo nuevo de Woody Allen) y dos eternas candidatas Annette Bening ('Las estrellas de cine no mueren en Liverpool' o Glenn Close ('La buena esposa'). Y Meryl Streep, claro.

La emocionante carrera (especulativa) suma tantos corredores en otoño que 'la otra apuesta' es comprobar cuanto sufren una pájara. De momento, se mantienen en liza 'Last Flag Flying', por aquello de que la dirige Richard Linklater, 'Phantom Thread' porque supone el reencuentro Paul Thomas Anderson con Daniel Day Lewis, 'Downsizing' porque, aunque el argumento parece una locura -un hombre que reduce su tamaño para vivr una vida mejor-, lo dirige Alexander Pyne o 'Suburbicon' porque George Clooney y Julianne Moore 'molan'

Todo lo anterior con permiso de Blade Runner.