La recogida selectiva llega casi al 70% en Urnieta

Mikel Pagola y Jorge Segurado junto a los contenedores. /
Mikel Pagola y Jorge Segurado junto a los contenedores.

Desde la instauración de la cerradura electrónica, la tasa de reciclaje ha ascendido en un 17,7%

JUAN F. MANJARRÉS URNIETA.

El 16 de octubre se cumplió un año desde que el nuevo sistema de recogida de residuos se puso en marcha y desde entonces ha sido significativa la evolución de las tasas de recogida selectiva. En septiembre del 2017, antes de que se implantara el nuevo sistema, la tasa fue del 53,9%. En octubre en cambio, ascendió hasta el 61,1% coincidiendo con la puesta en marcha, y en noviembre, la cifra aumentó hasta el 68,8%. Los pronósticos optimistas que se hicieron con los datos de esos primeros meses se han confirmado y consolidado con el transcurso del tiempo, y reflejan claramente que el nuevo sistema «está dando resultados», señalan desde el Ayuntamiento.

Desde enero hasta agosto de 2017, cuando el contenedor marrón del orgánico se abría con llave y voluntariamente, la media de la tasa de recogida selectiva fue del 51,5%. En esos mismos meses de 2018, en cambio, teniendo los contenedores de orgánico y de rechazo cerradura electrónica y habiendo limitado la apertura del contenedor de rechazo a dos días a la semana, el porcentaje ha sido del 69,2%. Por tanto, de un año a otro, se ha dado una subida del 17,7% en el periodo mencionado.

También refleja el salto cualitativo experimentado con el nuevo sistema la cantidad de kilos que se han recogido tanto de orgánico como de rechazo en ese periodo. En 2017 se recogieron 216.640 kgs de orgánico y 333.390 kgs en 2018. Por lo que respecta al rechazo, en 2017 fueron 950.808 kilos y 599.506 en 2018. De este modo, la cantidad del orgánico ha aumentado y la de rechazo ha disminuido sustancialmente.

Todo ello significa que la ciudadanía ha hecho un gran esfuerzo para adaptarse al nuevo sistema y que Urnieta «está recorriendo el camino adecuado en este ámbito». Así, el Ayuntamiento quiere agradecer a la ciudadanía la actitud que está teniendo, pero al mismo tiempo, le pide que no se acomode, puesto que «todavía hay aspectos que se pueden mejorar, por ejemplo, los residuos impropios que se depositan en el contenedor del orgánico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos