El proyecto Madejas llega a Suecia

Miembros de Harituz, junto a las suecas de la asociación Sticka för fred, en el encuentro que tuvo lugar el pasado mes de junio./
Miembros de Harituz, junto a las suecas de la asociación Sticka för fred, en el encuentro que tuvo lugar el pasado mes de junio.

Hasta finales del mes de agosto el gran lazo, que supera ya los 4.800 metros, estará expuesto en el museo Wanas Fundation

MARÍA CORTÉS ASTIGARRAGA.

La asociación Sticka för fred, junto con la Fundación Wänas, expondrá hasta finales del mes de agosto 'Madejas contra la Violencia Sexista' en sus instalaciones de Knislinge en Suecia. Esta iniciativa se encuentra dentro del programa 'Knitting activism-Knit Against Gender-Based Violence'.

En la inauguración el pasado mes de junio estuvo presente una representación de la Asociación Harituz de Astigarraga, impulsora del proyecto. La iniciativa 'Madejas Contra la violencia Sexista' cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Astigarraga, la Asociación Harituz, junto con el apoyo de Equala-Consultoría Social, Asociaciones de Fuenlabrada y Coslada, Biar y Alicante, y ahora exhibe el gran lazo en el museo de Wänas Fundation. En este encuentro, junto al grupo local 'Sticka för fred', las astigartarras estuvieron para unir su activismo contra la violencia sexista.

«'Sticka för fred' ha difundido el tejido guerrillero y el mensaje de paz a nivel local y mundial en los últimos años. En 2014 contactó con Harituz y desde entonces participa activamente en 'Madejas contra la violencia sexista'. Se trata de un grupo sueco que teje bufandas y sombreros con los que realizan intervenciones en el espacio urbano. También realizan palomas de la paz para líderes mundiales que creen que los necesitan», explican desde Harituz. Y es que en palabras de Gerd Persson, residente de Broby y una de las fundadoras de 'Sticka för fred', «existimos tanto para aquellos que están de acuerdo con nosotros como para quienes no están de acuerdo con nosotros».

De esta manera, «'Madejas contra la violencia sexista' y 'Sticka för fred' son parte de un movimiento global que quiere marcar la diferencia», comentaba Malin Gustavsson, de Wänas Fundation, añadiendo que «en inglés encontramos la expresión Craftivism: Craft + Activism. Es una forma de activismo que manifiesta sus puntos de vista a través de la artesanía. El espacio del arte da tiempo para la reflexión y la conversación. Usando símbolos visuales, se pretende activar la conciencia sobre los problemas y realidades sociales. Estas artesanas contemporáneas a partir de objetos bordados y tejidos que devienen pancartas y banderas con lemas feministas, quieren introducir una diferencia y tener un lugar en el ámbito público. Son los mismos materiales y técnicas utilizados por las generaciones anteriores de mujeres de todo el mundo».

Visita en Suecia

Durante los días que transcurrió el encuentro en Suecia, se produjo un diálogo entre la artesanía y el arte contemporáneo como vehículos del activismo y la lucha contra la violencia sexista. «Un proyecto como 'Madejas' moviliza a las mujeres al espacio público y las junta en la calle. Surge la experiencia de estar juntas, de desplegar un poder en el que nos hacemos visibles y decidimos luchar con las compañeras», apuntaba Vanina Vázquez, técnica de Equala para Harituz.

A lo largo de tres días se realizaron actos en torno al museo y a las asociaciones. También se llevó a cabo un seminario en el que participaron autoridades, asociaciones locales y Harituz y se pudieron exponer las realidades de ambos países en materia de violencia sexista y violencia sexual.

«El encuentro ha sido fabuloso. Al principio pensé que el idioma podía ser una dificultad, pero me di cuenta que la comunicación ha pasado por las miradas y el contacto de los abrazos. Y también la artesanía y el tejido funcionaron como canales de un lenguaje universal. Hay un antes y un después de este encuentro, a partir del cual comenzamos una reflexión sobre cómo profundizar en esta forma de activismo global», detalló Isabel Otero, presidenta de Harituz, sobre la experiencia vivida en Suecia.

En estos momentos el gran lazo supera los 4.800 metros y durante el verano estará expuesto en Wänas Fundation, donde además se realizarán diversos eventos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos