Mikel Gartziarena: «Ha llegado el momento de dejar paso a jugadores más jóvenes»

Mikel Gartziarena en el campo de Zarkumendegi./MARÍA
Mikel Gartziarena en el campo de Zarkumendegi. / MARÍA

De la cantera del club astigartarra, Gartziarena cuelga las botas y lo hace dejando al equipo «en el mejor puesto logrado desde que juego en él»

MARÍA CORTÉS DVASTIGARRAGA@GMAIL.COMASTIGARRAGA.

Faltan dos jornadas para finalizar la temporada, pero el hasta ahora capitán del conjunto Preferente del Mundarro Petritegi, Mikel Gartziarena, ha dejado de vestir de morado y ha colgado las botas tras toda una vida en el club astigartarra. Gartziarena reconoce que ha disfrutado mucho con el fútbol, pero que «es hora de dejar mi sitio a todos esos chavales más jóvenes que están con mucha ilusión de jugar minutos».

- ¿Por qué deja el equipo?

- Creo que ha llegado la hora de dar ejemplo como capitán y dejar mi lugar a jugadores más jóvenes que tienen muchas ganas de jugar. Es para alegrarse que haya tanto chaval que quiera formar parte del equipo y yo ya he disfrutado un montón jugando. Creo que ahora es el momento de que las nuevas generaciones puedan tener sus minutos.

«Siempre hemos sido un equipo luchador, de los que sudaba la camiseta»

«Estoy muy contento de irme con el equipo en los puestos altos de la tabla»

- ¿Y ahora qué?

- Estudié magisterio, porque quería ser profesor de inglés. También hice un máster en la UPV y ahora estoy con la tesis. El 29 de abril (este lunes) me voy a Estados Unidos, a Reno, unos cuantos meses.

- ¿Se desvincula totalmente del fútbol?

- Supongo que alguna pachanga sí jugaré con mis amigos de la Universidad o algún torneo. Pero sin ningún compromiso ni presión. Vendré a Zarkumendegi a ver algún partido y a animar al equipo, pero ya desde otra perspectiva.

- ¿Quién recoge el brazalete de capitán?

- El nuevo capitán es Iván Gomes. Seguro que lo hace muy bien.

- ¿Cúando comenzó su andadura en el Mundarro?

- Empecé en 2003. Tengo 27 años, soy de 1992. Llevo toda la vida en el club. Primero empecé en el equipo escolar, estudiaba en La Salle, y cuando se juntaron La Salle y Mundarro, en categoría cadete, continué en el club astigartarra.

- ¿Y cuándo llegó la capitanía?

-Pues hace como siete años. Es verdad que en juveniles también estuve como capitán en alguna ocasión.

- ¿Quién le cedió ese cargo?

- En Preferente recogí el testigo de Jon Ríos, un jugador de largo recorrido en el club que coincidió en su trayectoria con jugadores como Pedro el del Barcelona o Aduriz y Xabi Alonso.

- ¿Cómo era el equipo cuando comenzó y cómo es ahora?

- El Mundarro ha sido siempre un club de cantera, de contar con los jugadores de casa. Y precisamente mi generación fue esa segunda tanda que salió de ese trabajo de cantera. Lo que supone que siempre anduvimos muy justos de jugadores, con 14-15 chavales, luchando cada semana, mirando mucho los lesionados y los sancionados... muy justos. Hoy en día es todo lo contrario. Con los años se ha logrado sacar dos equipos completos y ahora incluso hay tanta gente que suele haber jugadores que se suelen quedar sin poder jugar en ese segundo equipo inferior. Es algo para celebrar.

- ¿Los jóvenes vienen pisando fuerte?

- Cuando yo llegué al equipo los de mi quinta éramos los 'pipiolos', los más jóvenes, mientras que los veteranos ya tenían pasados los treinta. Ahora que lo dejo, con 27 años, soy de los mayores. Así que queda claro que el Preferente es ahora un equipo con jugadores mucho más jóvenes que cuando yo empecé.

- ¿Cómo se queda el equipo?

- Lo dejo en un gran momento. Siempre hemos estado en la pelea de mantener la categoría, no descender, en la mitad de la tabla...Creo recordar que el mejor año que tuvimos acabamos la temporada sextos. Pues ahora que somos cuartos, empatados a puntos con el Vasconia, es increíble. Hemos batido el récord este año, así que me voy muy contento. Me voy tranquilo porque el equipo sigue en Preferente y hemos hecho un buen trabajo.

- ¿Qué características destacaría del conjunto?

- La lucha, hemos sido siempre un conjunto muy luchador. Quizás las nuevas generaciones llegan con más técnica, más preparados en ese sentido. Pero nosotros siempre lo dejábamos todo en el campo, sudábamos la camiseta.

- ¿Recuerda a alguna persona del club en especial?

- Me quedo con el entrenador de los porteros, Ángel Barjacoba. Sigue con nosotros, ya jubilado, y nos apoya mucho en entrenamientos y partidos. Es una persona importante en el equipo. Me llevo muy buen recuerdo de todo el mundo.

- Que le aprecian lo pudo comprobar en el homenaje que recibió en Zarkumendegi.

- Fue muy emotivo, me hizo mucha ilusión que mis compañeros de equipo, entrenadores y miembros del club se acordaran de mí y me quisieran despedir con ese homenaje en el último partido que jugué en Zarkumendegi (aunque el último encuentro como capitán lo disputó ante el Santo Tomas Lizeoa antes del parón de Semana Santa).

- ¿Cómo valora su paso por el Mundarro?

- Creo que el club me ha dado más de lo que yo le he dado a él, que por otra parte ha sido todo lo que he podido y he sabido durante todos estos año.s El Mundarro y el equipo han sido mi segunda novia. Le he dado mi tiempo, he hecho ejercicio por mi cuenta para rendir mejor para el equipo, he retrasado mis vacaciones si había partido y hasta dejé de irme de Erasmus por no dejar el equipo. Ha sido durante muchos años como mi religión.