La Parodia resistió en Okendo

Rekondo y Genua, con los homenajeados de la residencia Atsobakar. Pablo Barrio y Alex Ramos representaron a los reos de la obra./TXEMA
Rekondo y Genua, con los homenajeados de la residencia Atsobakar. Pablo Barrio y Alex Ramos representaron a los reos de la obra. / TXEMA

Pese a la lluvia, alrededor de 150 vecinos, a cobijo, presenciaron una bonita puesta en escena

TXEMA VALLÉSLASARTE-ORIA.

. La Parodia de Santa Ana resistió al mal tiempo en Okendo plaza. A falta de recinto a cubierto, TtakunK.E., organizadora de la misma, siguió con el guion previsto y puso telón de oro a las fiestas populares en la citada plaza, ante un público algo reducido (unas 150 personas asistieron al evento, la mayoría cobijadas en los soportales de la nueva Casa Consistorial). Este acto central de las fiestas populares, pese a todo, resultó un bonito espectáculo que hizo más llevadera la desapacible noche del viernes durante hora y media. Como en las últimas ediciones fue Ttakun K.E. el organizador del evento y del resto de la programación de estas fiestas populares junto al departamento de Festejos municipal.

El evento que cumplía su 69ª edición desde que el promotor inicial Manuel Sagardia pusiera en marcha este teatro popular con fines benéficos y que realiza un recorrido a la vida cotidiana de la localidad, en tono humorístico e irónico. En esta ocasión el guion realizado por Idoia Garzes y Pablo Barrio plasmó principalmente temas de actualidad como el «traslado de los restos del Caudillo Franco» o «los episodios vividos por el Rey emérito», representados por los dos reos del juicio 'Patxi' (Pablo Barrio) y 'Juan Cardos' (Alex Ramos). También se recordó la «huelga de trabajadores de la residencia Atsobakar» o «las movilizaciones de los jubilados y pensionistas». Elena Gómez (secretaria) y Olatz (juez Marchena), Maitane Rebé (fiscal facha) y Olatz (abogada republicana) fueron los principales personajes.

Tras la cena en la sociedad Xirimiri, efectuaron un corto desfile hasta Okendo plaza. En esta ocasión, Ttakun homenajeó a los trabajadores de la residencia Atsobakar.