Gran ambiente en la jornada de ayer con motivo de la fiesta de Santa Ana

Dantzaris de Erketz bailaron un agurra en la misa del Convento./
Dantzaris de Erketz bailaron un agurra en la misa del Convento.

Muchos vecinos asistieron a la herri meza de las Brígidas y al baile de Erketz ante la Karkaba

TXEMA VALLÉS LASARTE-ORIA.

Ayer se conmemoró la festividad de Santa Ana y San Joakin y, como suele ser tradicional, de la mano de Ttakun Kultur Elkartea en colaboración con el Ayuntamiento tuvo lugar una jornada festiva con una programación entrañable y sencilla.

Como ya viene sucediendo desde mediados del siglo pasado, cuando Manuel Sagardia organizaba estas castizas fiestas -su objetivo inicial era el de promover la fiesta popular entorno a la representación teatral en tono humorístico y muchas veces para recoger fondos que pudieran ayudar a familias en apuros o que habían vivido alguna desgracia ese año, como incendios en domicilios o caseríos,...-, la programación se inició con la Herri Meza celebrada en el Convento de la RR.MM. Brígidas.

Al acto religioso, celebrado por el párroco Felix Garitano, acudieron numerosos feligreses, que no faltaron a la cita para honrar a Santa Ana. Al finalizar el acto religioso actuó el grupo de danzas Erketz, que se encargó de hacer pasillo a los asistentes a su salida con sus arcos. En la plazoleta junto al citado Convento y al resguardo de la sobra, Ttakun ofreció un lunch para todos los asistentes, de la misma forma que solía ofrecer su primer promotor, Sagardia del Bar Gure Etxea, y que le sucedieron sus hijos con el apoyo de amigos como el afamado jardinero Galindo.

En comitiva se trasladaron hasta la Karkaba de Santa Ana, donde el grupo de danzas local, capitaneados por Ruben Arranz, ofreció el tradicional agurra y, después, un fandango y un arin arin ante la ikurriña con su pañuelo rojo.

La jornada festiva de Santa Ana la completaron los preparativos de la Parodia popular, donde el nutrido grupo de personajes, tras el último ensayo en Kultur Etxea, se reunió en los locales municipales para vestirse y acercarse al Jalgi para la foto oficial, y finalmente encaminarse hacia la sociedad Saustatxo, sita en Uzturre plaza, donde repusieron fuerzas, de cara a la actuación nocturna de Okendo, en la merienda-cena que les preparó el equipo capitaneado por Toñin Heredero. Decir, que como en otras ocasiones, los personajes son voluntarios populares que se lanzan a la aventura para representar esta parodia popular con mucha historia.

Temas

Jaiak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos