Fiesta romera con cánticos y palmas

. /
.

Semblante Andaluz clausuró ayer su Romería del Rocío en las campas del parque de Atsobakar con comida y actuaciones

TXEMA VALLÉSLASARTE-ORIA.

Con gran ambiente festivo y bajo palmas y bailes la Casa de Andalucía Semblante Andaluz en colaboración con la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío clausuró ayer en las campas del parque de Atsobakar la edición XXVI de la Romería del Rocío. Con la complicidad del tiempo, la jornada reunió a numerosos romeros de Lasarte-Oria, pero también de otras localidades invitadas como Irun, Errenteria, Andoain y Arrasate, principalmente.

Por la mañana y en la iglesia de Zumaburu tuvo lugar la tradicional misa rociera celebrada por el expárroco Ramón Uribe Etxebarria. Con el templo repleto de romeros y feligreses, se celebró el acto religioso con actuación del coro Semblante Rociero del citado centro lasarteoriatarra dirigido por José Pérez Acosta y Juan Navarro y el grupo de baile Gitanillas del Alba, dirigidas por Alazne González y Sara Prieto. A la salida, en la propia plaza de la iglesia, los diferentes grupos dedicaron a la Virgen varios bailes. La comitiva de romeros transportó a la Virgen del Rocío hasta el parque de Atsobakar, donde prosiguieron la fiesta. De nuevo, junto a la numerosa procesión de romeros, participaron un grupo de jinetes de la Hípica Loreak de Altza.

Ya en el parque de Atsobakar siguió las romería, tras el vino de honor ofrecido por el presidente del centro andaluz José Mari Mellado a autoridades e invitados.

Después de reponer fuerzas con la degustación de una paellada compartida con los amigos de Scooter club de Euskadi, la fiesta prosiguió con la actuación de grupos de baile locales e invitados y concluyó con una romería popular.