Espectáculos de teatro-dantza llegan hoy a la Okendo plaza

El escenario de la Okendo plaza servirá para las actuaciones. / TXEMA
El escenario de la Okendo plaza servirá para las actuaciones. / TXEMA

Los grupos de Matxalen Bilbao y Ertza Dantza actuarán en el marco del XV Dantza Zirkuitoa

TXEMA VALLÉSLASARTE-ORIA.

Representantes del departamento de Cultura encabezados por su presidenta, Maite Iglesias ,presentaron una interesante programación para este mes de julio y lo hicieron en Isla plaza. El primer acto llega hoy con la celebración en Okendo plaza de una doble sesión de teatro-dantza, dentro del XV Dantza Zirkuitoa.

A partir de las 19.00 horas, el grupo que dirige Matxalen Bilbao, compuesto por Nekane Mendizabal, Miren Lizeaga, Aiala Echegaray, Natalia García y Nerea Martínez, representarla la obra titulada 'Fugas', catalogada por la crítica como la mejor pieza de danza del 2018.

En 'Fugas' se enlazan figuras de organizaciones y composiciones escultóricas a través de la música de Chopin y Bach, que sirve de disparador creativo para construir una atmósfera atemporal donde las referencias clásicas se contrastan con las actuales, donde se contrasta la delicadeza de Chopin con la fuerza de Bach. Un viaje emocionante y fugaz.

En cuanto a la directora y coreógrafa Matxalen Bilbao, es uno de los nombres que suenan invariablemente cuando se habla de danza contemporánea vasca. Bailarina, pedagoga y creadora, desarrolla su trabajo desde Bilbao. Ha bailado para la compañías Forros (la Fundición) Bilbao, Con buen pie (Bilbao) y Damián Muñoz. Participó en el espectáculo 'Illa Reunión' bajo la dirección de Ana Vallés, directora de la Compañía Matarile producción del Centro Dramático Gallego. En el 2004 quedó finalista en el Certamen Internacional de Danza Contemporánea Masdanza (Gran Canaria) en la categoría de solos.

Ertza Dantza

Media hora después saltará a la palestra el grupo Ertza Dantza para representar la obra 'Meeting Point', que habla de los lugares donde se encuentra la gente, de los charcos que hay que cruzar para ello y del tiempo que hay que esperar. La historia cuenta cómo dos jóvenes que proceden del mismo país, pero de ciudades muy lejanas entre sí, han tenido que cruzar un charco de 8.000 kilómetros y dejar pasar varios años hasta encontrarse en el otro extremo del planeta, conocerse y descubrir todo lo que les une.

Descubrir cómo los caminos del laberinto de la vida a veces se entrecruzan y desde ese preciso instante nos impiden seguir siendo lo que éramos. Descubrir ese lugar donde impera la pasión por el baile, y donde del cruce de lenguajes como el break-dance y el hip-hop surge algo nuevo bajo la mirada de una tercera persona que viene de la danza contemporánea.