Las calles se quedaron con cuerpo de rally

Txalaparta sobre dos Vespas PK. Tomás Arruti y Pontxo Morales sacan sonidos eternos sobre motos impecables. / FOTOS TXEMA VALLÉS
Txalaparta sobre dos Vespas PK. Tomás Arruti y Pontxo Morales sacan sonidos eternos sobre motos impecables. / FOTOS TXEMA VALLÉS

Vespistas y Lambretistas se despidieron hasta 2019 en el Arkupe y la Casa de Extremadura | Setenta motos y 100 pilotos más acompañantes participaron a todo gas en la reunión del Scooter Club Euskadi

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO LASARTE ORIA.

Se define como 'cuerpo de rally' el que se les queda a los amantes de motos y scooters en el momento de la despedida del lugar donde han pasado tres días con sus noches abiertas hasta el amanecer en un puro delirio de acelerones, frenadas, rodadas, brindis con diversos licores, charlas, extendidas y distendidas sobremesas y unos cuantos conciertos musicales de alta gama como fueron el ofrecido el viernes por el dúo de punk rock Hirosima y los surferos garajistas The Mendigos o el puro Rhythm & Blues de los Ragtones de Guadalajara. Sin contar ni descontar las sesiones dobles con distintos 'pone-discos' autóctonos recogidas en un disco que ya circula por medio mundo.

Con 'cuerpo de rally', felices y descuajeringados aparecieron el domingo por el Arkupe (famoso por sus torreznos) un retén de Vespistas y Lambretistas. Otros y otras ya habían partido de vuelta a sus garajes de origen pero aún estaban en Lasarte máquinas tan emocionantes como la GTS 300 del riojano Mario Da Cruz, la Jet 200 del bombero afincado en Barna Rodri García, la poderosa 'Absolut Lambretta Racing', réplica de un LD del 57 y la máquina de Ramón Anguiano, una de las últimas piezas en salir de la fábrica de Eibar allá por 1983, la serie 80.

Hubo rutas diurnas y nocturnas. Pintxopote, sorteos y camaradería. Y paella en la Casa de Extremadura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos