Balance «positivo» de las fiestas de Guadalupe de la Casa de Extremadura

Cena oficial presidida por Carlos Bermejo y autoridades municipales./
Cena oficial presidida por Carlos Bermejo y autoridades municipales.

Un participativo campeonato de bolos puso punto final a las tres jornadas festivas

TXEMA VALLÉSLASARTE-ORIA.

La Casa de Extremadura clausuró con éxito este domingo sus fiestas en honor a su patrona la Virgen de Guadalupe y lo hizo con buen ambiente en el acto de la arriada de las banderas.

En esta edición en la que la citada casa extremeña celebrada su 41 aniversario, una de las cabezas visibles en la organización estas fiestas, Ángel Barrera, hace un balance «positivo» de lo acontecido durante estas jornadas festivas. «El tiempo acompañó y la asistencia de paisanos y vecinos a los actos ha sido considerable. Eso es de agradecer».

Entre los actos más destacados, decir que el sábado por la noche tuvo lugar la cena tradicional de socios, con presencia de las autoridades municipales encabezadas por la teniente-alcalde Lourdes Acevedo, la presidenta de Cultura, Maite Iglesias, y los ediles Jon Martin (EH Bildu), Jon Antxordoki (PNV) y David Ares (Elkarrekin Podemos), que presidieron la velada junto asl presidente del centro, Carlos Bermejo.

Por tercer año consecutivo el menú fue preparado y servido por personal de catering de los hermanos Ayestarán y Guillermo Blanco, y consistió en entremeses, ensalada templada, bacalao o solomillo y de postre tarta con helado.

La asistencia fue algo menor de medio centenar de comensales, que disfrutaron de una agradable velada. Tras los postres, el presidente entregó una placa al socio Antonio Pérez por sus 25 años perteneciendo al centro. La emoción subió enteros cuando se brindó un homenaje póstumo al socio fundador Alejando Fernández, por medio de un vídeo fotográfico recopilatorio preparado por Ángel Barrera y que fue presentado por su hija Pili.

La fiesta prosiguió en Jaizkibel plaza, donde el grupo el Trío Imperial, ofreció unos alegres bailables con su acordes y canciones típicas de su tradicional repertorio musical.

El domingo, como jornada de clausura, y antes de celebrarse la comida popular (cocido extremeño) a la que asistieron unos setenta comensales, diferentes grupos de folclore de Semblante andaluz, como Duende Gitano y Gitanillas del Alba ofrecieron un bonito espectáculo de bailes.

Por la tarde, en la plaza Jaizkibel tuvo lugar un campeonato de bolos con una buena participación de jugadores. La arriada de bandera puso punto final a estas fiestas de Guadalupe.