Por la protección de la biodiversidad en el Urumea

Imagen de la presa de Fagollaga en el río Urumea./
Imagen de la presa de Fagollaga en el río Urumea.

MARÍA CORTÉS DVHERNANI@GMAIL.COMHERNANI.

Eguzki, grupo Ecologista y Antinuclear, ha tenido conocimiento recientemente de que la cooperativa Nafarkoop (Goiener Taldea) ha adquirido la central hidroeléctrica de Fagollaga, y según ha sabido el grupo, la distribuidora local de energía ha declarado que el objetivo es la producción de energía renovable para aumentar las cotas de soberanía energética.

«Precisamente nuestra organización, conjuntamente con la asociación AEMS-Ríos con Vida, organización no gubernamental de ámbito estatal que se dedica a la conservación y restauración de los ríos, solicitó en junio a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico la caducidad del aprovechamiento y el derribo de la presa de otra central, la de Ereñotzu, en este caso pública, propiedad del Ayuntamiento de Errenteria, que tiene una autorización para extraer 4.000 l/s del río y está generando nefastas consecuencias para el medio ambiente y para el ecosistema fluvial del Urumea», detallan desde Eguzki, añadiendo que «la compra de Goiener ha generado sorpresa en medios ecologistas, dadas las también conocidas afecciones ambientales de la presa de Fagollaga, la cual interrumpe la conectividad ecológica del Urumea, llevando años obstaculizando la migración de especies como el salmón atlántico o la anguila, entre otras».

Ante esta situación, la asociación insta a Goiener Taldea a que «promueva y garantice la conectividad ecológica en esta área protegida de la Red Natura 2000 que es el río Urumea, y a las Administraciones competentes en materia de aguas y biodiversidad, a que protejan nuestro patrimonio natural común», y comparte con Goiener «los objetivos de soberanía energética, siempre que el camino sea el cambio de modelo productivo, y que se eliminen los graves impactos ambientales habituales en la generación de energía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos