Naturaleza y retratos, el sello personal de la fotógrafa Ainara García

Ainara García junto a varias de sus fotografías que tiene expuestas estos días en la casa de cultura Biteri. / MARÍA
Ainara García junto a varias de sus fotografías que tiene expuestas estos días en la casa de cultura Biteri. / MARÍA

La exposición, con alrededor de 50 fotografías, se puede ver en la sala de muestras de Biteri hasta el 22 de enero

MARÍA CORTÉS HERNANI.

Alrededor de medio centenar de fotografías de naturaleza y retratos decoran hasta el día 22 la sala de muestras de Biteri. ¿Su autora? La hernaniarra Ainara García, que por primera vez se ha decidido a hacer una selección de su trabajo y mostrarlo en la Casa de Cultura. «Estoy muy ilusionada, porque es la primera vez que expongo yo sola. Para darle un cierto sentido a la exposición, las fotografías van por estaciones: desde el invierno, primavera, verano y otoño. Se puede ver la degradación de colores, con tonalidades frías en invierno, pasando a colores en primavera y verano, y a más cálidos en otoño», explicaba la propia Ainara.

No se puede obviar que una de las pasiones de la fotógrafa es la naturaleza, así lo refleja en muchas de las instantáneas que se pueden ver en Biteri. «Desde que empecé a jugar con la cámara me ha interesado la naturaleza. Aunque desde hace unos años, que soy ama, pues también me he decantado por los retratos, sobre todo a los niños. Aunque, como se puede ver, siempre intento relacionar estas fotografías también con la naturaleza», detallaba García.

La fotografía es una afición para Ainara, que trabaja como geóloga en el flysch de Zumaia. «Siempre que tengo tiempo me gusta escaparme y hacer fotografías. Zumaia es un lugar muy especial para ello», aunque también se pueden ver instantáneas de Aralar, los Pirineos, Hernani, Holanda, Jaizkibel, las Bárdenas... «Muchas veces visualizo la fotografía antes de realizarla. En ocasiones la luz que haya lo condiciona, y lo que en un principio yo había imaginado adquiere otros matices. Aunque en cuanto a los retoques, intento no meter mucha mano para que las fotografías se asemejen a lo que yo he visto con mis ojos», comenta la autora.

Los primeros pasos de Ainara con la fotografía se dieron precisamente en el mismo edificio en el que ahora expone sus trabajos, ya que con 16 o 17 años realizó un curso en Biteri. «Por aquel entonces todavía no existían las cámaras digitales, por lo que utilizábamos la analógica, aprendimos un montón sobre cómo revelar, a trabajar en el laboratorio, hacíamos excursiones para sacar fotos... Aprendí un montón. Pero a los pocos años llegaron las cámaras digitales y aparqué un poco mi afición. En 2009 retomé el asunto y me puse al día», matiza la protagonista estos días en Biteri.

 

Fotos

Vídeos