Casi la mitad de lo que se echa al rechazo es materia orgánica

Alumnos del municipio recogieron el doble de basura de la zona del río que en la salida realizada antes del verano. / MARÍA
Alumnos del municipio recogieron el doble de basura de la zona del río que en la salida realizada antes del verano. / MARÍA

El Consistorio está desarrollando una campaña para mejorar lo que los hernaniarras depositan como rechazo

JUAN F. MANJARRÉSHERNANI.

La plaza de los Tilos fue el escenario de la caracterización pública que abrió la campaña de sensibilización 'Baliabideak batu, ez errefusatu', cuyo objetivo es mejorar la gestión de residuos.

Con la representación en la calle se pretende mostrar a la ciudadanía que «gran parte de los residuos que se echan como rechazo son aprovechables», explicaron los responsables. En dicha caracterización se analizaron 90,81 kilos, recogidos en los focos en los que algunas personas abandonan los residuos sin clasificar.

Los resultados son clarificadores: más de la mitad de lo recogido como rechazo (50,85 %) es materia orgánica.

El tratamiento de cien kilos de rechazo le cuesta al Ayuntamiento 18,8 euros. Si estuviera bien clasificado, el coste bajaría a 6 euros. En conclusión, «el municipio pierde 12 euros por cada 100 kilos de residuos mal clasificados», señalan desde el Ayuntamiento.

Además de materia orgánica, dentro del rechazo se recogen también envases ligeros, papel y cartón, vidrio o ropa, además de algo de madera y medicamentos. «Todos esos elementos pueden ser reciclados sacándolos de la manera indicada», concluyen los responsables.