Galarreta fue testigo de la sexta txapela del Kutxabank de Urriza

Urriza, con la txapela, dobló en el marcador a Uterga (30-15) para hacerse con el Torneo Kutxabank de remonte. / MAIALEN ANDRÉS
Urriza, con la txapela, dobló en el marcador a Uterga (30-15) para hacerse con el Torneo Kutxabank de remonte. / MAIALEN ANDRÉS

El delantero pamplonés se impuso con menos dificultad de la esperada a Uterga, que no tuvo su día

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO HERNANI.

Urriza logró su sexta txapela de campeón del Torneo Kutxabank en Galarreta después de imponerse 30-15 a Xanti Uterga. El delantero de Pamplona ganó con más comodidad de la esperada en una final que, a priori, se presentaba más igualada.

Urriza lo hizo todo bien y en cambio a su contrincante no le salió casi nada. Uterga solo opuso resistencia al inicio cuando se adelantó 0-1 y 2-3, pero a partir de ese momento la final tuvo un dueño claro. Se escapó de cuatro tantos, 7-3, y la renta aumentó poco a poco y solo hubo una pequeña reacción de Uterga cuando hizo tres tantos seguidos y del 15-6 se pasó al 15-9. Fue el único momento de pequeñas dudas, ya que la ventaja colorada volvió a aumentar hasta los nueve tantos, 20-11, y la máxima llegó justo en el último tanto, 30-15.

Urriza sacó bien y en el peloteo fue dominador. No hizo apenas jugadas, pero le era suficiente con poner la pelota atrás. Uterga trataba de restar bien, pero no lo lograba, tuvo muchos problemas con el resto y después ya se veía dominado en el peloteo con el rival jugando de cara. Las veces que intentó jugada tampoco le salió y no tuvo suerte en algunas pelotas que se le arrimaron cuando no parecía que tuvieran dificultad.

Las apuestas partían 100 a 60 a favor de Urriza y no fallaron, aunque quizás no se esperaban que la diferencia entre uno y otro fuera tan abultada.

Al final el resultado tuvo más diferencia que otros años. El pasado el resultado fue de 30-19, aunque también en la liguilla de 2017 ya se repitió este mismo marcador. En el primer enfrentamiento entre ambos en este Kutxabank Uterga dio la sorpresa al ganar 30-28. Eso daba esperanzas de poder ver una final igualada, pero nada más lejos de la realidad. El campeón necesitó 52 minutos para imponerse e hizo 19 tantos en el peloteo y nueve de saque. También cometió dos faltas de saque y perdió dos pelotas. Uterga se quedó en solo ocho tantos en el peloteo y tres tantos de saque. Perdió también dos pelotas.

Con este triunfo, Urriza sigue aumentando su cosecha y engordando su palmarés. Son seis títulos individuales y con visos de que pueda elevar ese número todavía mucho más.

Urriza estaba feliz y, a pesar de ser su sexta txapela, mantiene la ilusión como si fuera la primera. La celebración al terminar el duelo denotaba que este año no ha sido fácil, a pesar de que precisamente la txapela ha llegado tras un último partido más cómodo de lo esperado. «Las sensaciones han sido las mejores de todo el torneo. Las finales están para ganarlas y he tenido la fortuna de poder llevarme la txapela», comentó Urriza, al tiempo que realizaba su análisis del partido: «creo que he sacado muy bien y cuando no hacía tanto de saque le exigía al resto, lo que hacía que llevara la iniciativa en el tanto. Hay que reconocer que a Uterga no le ha salido nada y a mí me ha salido un partido redondo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos