Unas fiestas especiales para Tino Martín y los miembros de Ozenki

Tino recibió la insignia y un reloj en su último concierto con la Banda el día de San Juan. / MARÍA
Tino recibió la insignia y un reloj en su último concierto con la Banda el día de San Juan. / MARÍA

El trompetista de la Banda dijo adiós a medio siglo como miembro de la agrupación, mientras que el coro celebró en la izada y arriada su 25 aniversario

MARÍA CORTÉSHERNANI.

Las fiestas patronales de San Juan son fechas señaladas para muchos hernaniarras, pero sin duda alguna en la celebración de este año ha habido personas que las han vivido de manera muy especial. Por un lado, Tino Martín, que tras una larga trayectoria de más de 50 años en la Banda de Música de Hernani se retiraba, y el director Imanol Kamio y los miembros del coro Ozenki, en su 25 aniversario, que fueron los encargados de la izada y arriada de bandera durante los sanjuanes.

Lo dicho, Florentino Martín 'Tino' aprovechó las fiestas patronales para despedirse de su participación como trompetista en la Banda de Música después de cinco décadas. Y lo hizo en el concierto que la agrupación ofreció el día de San Juan en los bajos del ayuntamiento. «Fue mi última actuación y la recuerdo con mucho cariño. Han sido unas fiestas extraordinarias y les quiero agradecer a mis compañeros de la banda los dos regalos que me hicieron, tanto la insignia por los 50 años como el reloj por la jubilación,que por los nervios no abrí allí».

Tino Martín aterrizó con seis años de Extremadura en el barrio de Osiñaga «y allí pasé de ser un 'churriano' a convertirme en euskaldun», bromeaba el trompetista, al tiempo que explicaba que su afición por la música le vino de su abuelo. «Fue un republicano al que mataron los falangistas en Coria (Cáceres), pero de él heredé la afición. Me animé con la trompeta, que es un instrumento muy duro porque hay que estudiar mucho y los trompetistas nos acabamos haciendo mucho daño en los labios porque para llegar a las notas más altas hay que hacer mucha presión. Aunque hay un método americano que usa el diafragma, pero es muy complicado de hacer».

Sobre su jubilación, Martín aseguraba que «con 69 años ya ha llegado mi momento y es preciso dejar paso a nuevas generaciones. Los jóvenes están muy preparados, porque vienen con muchos estudios y conocimientos, y eso es muy bueno. Dejo la Banda en muy buenas manos».

25 aniversario de Ozenki

También han sido unos sanjuanes especiales para Imanol Kamio, director del coro Ozenki, y sus miembros, ya que fueron los elegidos para izar y arriar la bandera al comienzo y final de las fiestas. «Recibimos con mucha ilusión la invitación. No nos lo esperábamos. Pero es cierto que 25 años no se cumplen todos los días y sin duda hemos disfrutado mucho de las fiestas de San Juan», explicaba Kamio, añadiendo que «hemos vivido momentos muy emocionantes con la izada y arriada y nos han tratado muy bien tanto el Ayuntamiento como los vecinos».

En cuanto a la celebración de ese 25 aniversario, el director del coro aseguraba que «la temporada la finalizamos con un concierto más este próximo mes de julio, aunque también habrá alguno más en otoño, ya que por fechas no los hemos podido realizar estos meses». Kamio aseguraba que «esperamos poder cumplir otros 25 años y aunque muchos me preguntan si seguiré tras jubilarme, todavía me quedan unos años para eso. Pero lo que tengo claro es que hay mucha afición y que habrá gente para seguir. Tenemos más trabajo que nunca, muchos se me han acercado estas fiestas para decirme que quieren unirse al coro y a mí la sala de ensayo se me va a quedar pequeña a este paso».