Empate con sabor a victoria del División de Honor Regional de fútbol

Tras una racha negativa, los hernaniarras volvieron contentos tras su empate ante el líder, el Eibar

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOHERNANI.

El Hernani de División de Honor Regional fue a por todas en el partido que le midió el pasado fin de semana al Eibar en Unbe, ya que fue un partido muy importante para dar la vuelta al estado anímico del conjunto verde. Y nada mejor que hacerlo ante el líder de la categoría, con un empate a cero con el que el equipo volvió contento.

El Eibar demostró ser un equipo con las ideas muy claras y con un tremendo estado físico. El Hernani propuso un partido de poco ritmo, lo que imposibilitó al Eibar generar ocasiones claras en la primera mitad. El Hernani fue un muro. Hacia el minuto 75, 'Astro' tuvo una grandísima ocasión que no pudo finalizar en gol. Los hernaniarras defendieron muy bien durante todo el encuentro y fueron inquebrantables para los de Eibar. Al final, el Eibar un tanto desesperado, plantó un juego más directo, pero sin fisurar la defensa liderada por Aritz Lujanbio. El siguiente partido será frente al Mutriku, a domicilio, mañana a las cuatro y media de la tarde.

Ningún punto pudo sacar el Juvenil Nacional frente a la Real Sociedad. Los chicos de Unai Munduate cayeron derrotados frente a los donostiarras el pasado fin de semana. Un 2-0 sentenció el partido. La Real juega muy bien en casa y eso se nota, ya que es un equipo que se siente muy cómodo siempre que juega en Zubieta. El equipo se esforzó e intentó generar peligro a la Real, pero no consiguió incomodarla.

Con este resultado los hernaniarras se mantienen en séptima posición, a seis puntos del ascenso, faltando un único partido. Este fin de semana se enfrentará al Arenas en Zubipe. El partido promete ser de gran interés, ya que el rival vendrá a por todas, pues se juega el ascenso en esta última jornada. El partido tendrá lugar mañana, a las 17.30 horas, en Zubipe.

Regional Preferente

El equipo de Jon González y Haritz Otxotorena perdió 3-0 la pasada jornada ante el Orioko a domicilio. Los verdes captaron el mensaje del cuerpo técnico, pero fallaron en la práctica. A medida que los locales se crecieron y se hicieron fuertes en el juego, los de Hernani ofrecieron demasiadas ocasiones peligrosas. De esta manera, los visitantes decayeron y fueron llegando los goles que diferenciaron el marcador. Sin embargo, siguen motivados y entrenando duro para conseguir la permanencia en la competición. Este fin de semana lo intentarán demostrar ante el Trintxerpe.