Las chicas del Liga Vasca despidieron la temporada con un empate ante el Derio

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO HERNANI.

El Liga Vasca femenina, el equipo de Ainitze Rodríguez y Ane Ibarburu, empató a cero el último partido de la competición ante el Derio. Fue un encuentro bastante agridulce puesto que las locales ya habían descendido y no era de gusto para las verdes enfrentarse a un equipo cabizbajo que afronta una situación complicada. Además, las chicas viajaron a Derio con bajas importantes en la plantilla como las de la guardameta Uxue Yoldi o la centrocampista Leire Olasagasti. De esta manera, el partido comenzó desfavorablemente para las verdes, que no acertaron de cara a portería y tampoco se adaptaron a las dimensiones del terreno de juego.

Sin embargo, tras el descanso y las indicaciones del cuerpo técnico, destacó el juego de las hernaniarras y comenzó a verse una competición más gustosa. No obstante, no tuvieron fortuna y el marcador se cerró con el 0-0, sumando así veintiocho puntos y adquiriendo el puesto número trece en la tabla clasificatoria.

Partidazo del Preferente

Los chicos de Jon Gonzalez y Haritz Otxotorena hicieron un gran partido en la última cita en casa. Los del Regional Preferente ganaron 2-0 al Santo Tomas Lizeoa, con goles de Domin y Astro.

El equipo supo dominar el encuentro desde el inicio y tuvo el juego muy claro en sus líneas. Comenzaron fuertes en la defensa y la motivación ascendió hasta los puestos más adelantados, que tras buenas combinadas del conjunto lograron crear ocasiones de gol y terminaciones como las de Domin y Astro que sumaron los dos tantos al marcador. A pesar de que la segunda mitad fue algo más complicada para los locales, el guardameta hernaniarra Iñigo Garín supo estar más que a la altura realizando paradas que salvaron al equipo del peligro y ayudaron a conseguir la victoria.

Por otro lado, el División de Honor Regional cayó por un contundente 0-4 ante el Real Unión. Hasta el minuto 25 el partido estuvo muy igualado, sin claras ocasiones por parte de ninguno de los dos equipo, pero con buenas posesiones del balón. Pero a partir del primer gol de los visitantes, que llegó en el minuto 26, el Hernani se vino abajo y no reaccionó, el golpe anímico fue excesivo. El equipo no se mostró agresivo y todas las disputas acababan siendo para los de Irun. Tanto el equipo como el cuerpo técnico del División de Honor Regional han reconocido que ha sido un partido para olvidar.